Logo La República

Martes, 22 de octubre de 2019



ACCIÓN


Tico se pegó el gordo navideño al convertirse en piloto del Monster Jam

Walter Herrera [email protected] | Lunes 29 octubre, 2018

A sus 28 años el costarricense promete dar un gran espectáculo y ansía sentir el calor del pueblo tico.
A sus 28 años el costarricense promete dar un gran espectáculo y ansía sentir el calor del pueblo tico. Cortesía RPM TV/La República


LA REPÚBLICA conversó en exclusiva con el piloto costarricense Mark List, que junto a otros seis camiones hará vibrar el Estadio Nacional durante el Monster Jam 2018 que se celebrará en el Estadio Nacional.

El oriundo de Tilarán, Guanacaste, tiene cuatro años de manejar estos enormes camiones y asegura vivir el sueño, viajando por el mundo manejando el Toro Loco.

Fue el primer latino en pilotar de manera consistente en esta gira de eventos a través del globo y espera con ansias regresar a Costa Rica para compartir con los amantes de los motores.

Si desea disfrutar del show, el primero se llevará a cabo el viernes 14 de diciembre a las 8 p.m., el segundo el domingo 16 a las 12 m.d., mientras que el tercero y último el mismo domingo a las 5 p.m.

El precio de los tiquetes va desde los ¢8.500 a los ¢28 mil (más cargo por servicio) y las entradas se pueden conseguir a través de la web www.eticket.cr o en los puntos Servimás de todo el país.

Si desea conocer el día a día del piloto nacional puede seguirlo en su cuenta de Instagram @marklist539.


Entrevista

Mark List

Piloto Toro Loco


1. ¿Cómo hace una persona para aspirar y convertirse en piloto de Monster Trucks?

Existen varias maneras de ser seleccionado para poder llegar a ser un piloto, pero es como jugar el gordo navideño, se requiere mucha suerte para ser seleccionado.

En mi caso, inicié desde lo más bajo y poco a poco trabajando muy duro logré alcanzar mi meta de ser piloto de una de estas enormes máquinas.


2. ¿En su caso cómo se dio?

Para mí fue una de esas oportunidades que se presentan en el momento indicado.

Hace diez años cuando Monster Jam se presentó en el país por primera vez tuve la oportunidad de ayudar con la preparación del evento como traductor para el encargado de construcción de pistas y así fue que inició este capítulo de mi vida.

Al año después del show en Costa Rica me mudé a Chicago y comencé a trabajar como supervisor de protección de gramillas, luego pasé a ser uno de los constructores de pistas que aún hago cuando no estoy manejando el Toro Loco y hace aproximadamente cinco años me dieron la oportunidad de hacer la primera prueba de manejo en Carolina del Norte, en la propiedad del famoso Grave Digger.

No escuché más al respecto por un año entero y obviamente que la desilusión se hizo presente pero nunca rindiéndome, seguí con la esperanza de algún día manejar hasta que me llamaron y me invitaron a formar parte del Monster Jam en la Universidad de Illinois y ahí fue donde empecé entrenando junto a otros siete atletas y ya tengo casi cuatro años como piloto oficial de Monster Jam.


3. ¿Cuál fue la barrera más alta que tuvo que pasar para llegar a donde está hoy?

Definitivamente está entre lidiar con una cultura diferente en otro país al ser un latino en Estados Unidos y dejar atrás a toda la familia y amigos para poder alcanzar mi sueño.


4. ¿Qué pasa por su cabeza cuándo escucha los gritos de las personas?

Parece mentira pero los aficionados pueden llegar a ser más ruidosos que mi propio camión y cuando eso sucede, la adrenalina empieza a fluir con mayor intensidad y uno como piloto solo desea poder darle a la afición el mejor evento que pueda, la verdad no hay palabras para describir el sentimiento.


5. Usted dice llevar la personalidad de su camioneta. ¿Qué es lo más loco que ha intentado hacer en la pista?

Totalmente, el Toro Loco y yo tenemos la palabra loco en común y siempre estoy buscando la oportunidad para innovar nuevas maniobras. Y ya que no existe un guion en el evento, cualquier cosa loca puede pasar en cualquier momento.


6. ¿Alguna vez se llevó algún susto en el camión?

Los sustos existen en todo, pero afortunadamente contamos con la mejor seguridad que existe en el mundo y me siento más seguro en mi camión que en mi carro. Afortunadamente nunca he tenido ningún susto grande.










© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.