Temen ingreso de enfermedad contra el banano
Enviar

Temen ingreso de enfermedad contra el banano

Una variante del “Mal de Panamá”, conocida como Raza Tropical 4, provocada por un hongo, podría ingresar al país y acabar con la producción de banano, plátano, guineo cuadrado y otras especies de la familia de las musáceas.
Así lo advierten investigadores de la Sede Universitaria del Atlántico y del Centro de Investigaciones Agronómicas de la Universidad de Costa Rica (CIA), que han venido estudiando el tema durante más de una década.


En Costa Rica la producción de banano Gros Michel (banano criollo) se vio seriamente diezmada desde la década de los años 40 y 50 del siglo pasado hasta la fecha, debido a la enfermedad conocida como ‘Mal de Panamá, provocada por el hongo Fusarium oxysporumf.sp. cubense.
Sin embargo, a inicios del siglo veinte surgieron variedades nuevas dentro del grupo Cavendish (banano comercial), resistente a Fusarium oxysporumf.sp. cubense Raza 1, que es el que actualmente se produce en Costa Rica, principalmente para la exportación; aunque también se comercializa internamente.
La siembra de las variedades del grupo Cavendish hizo que muchos productores del país abandonaran la producción de banano Gros Michel (banano criollo). Como consecuencia de esto también disminuyó el interés por estudiar la enfermedad del ‘Mal de Panamá; y mientras tanto, esta siguió propagándose por el país debido a malas prácticas agrícolas.
En 1990 apareció una nueva raza del hongo Fusarium conocida como Raza Tropical 4 en el sudeste Asiático, inicialmente en Malasia e Indonesia, que arrasó con miles de hectáreas de plantaciones de banano Cavendish, al punto que muchas transnacionales que producían banano en esas regionales debieron retirarse.
Con el tiempo la enfermedad comenzó a manifestarse en otros países, como Filipinas, China y Australia. Y más recientemente, en Mozambique, Pakistán, Líbano, Jordania y la India. Para los expertos, esto significa que el patógeno RT4 está en movimiento y eso debe encender todas las alertas en nuestro país.
Aunque aún no se tiene certeza sobre la forma en que la enfermedad se propaga, los expertos consideran que debe ser muy similar a la forma en que se propagó la Raza1, por medio del suelo, el agua, y principalmente el trasiego de las personas de un país a otro. De ahí que los expertos consideran que la llegada de la enfermedad al continente americano, y en particular a Costa Rica, es solo cuestión de tiempo.

María Siu Lanzas
[email protected]


Ver comentarios