Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



NACIONALES


Telarañas retienen $300 millones para infraestructura

Vanessa Chaves [email protected] | Martes 14 septiembre, 2010



Exceso de trámites impide emplear con rapidez el primer giro del millonario crédito otorgado por BID
Telarañas retienen $300 millones para infraestructura
Sector construcción clama por agilizar el inicio de obras públicas

A más dos meses de haberse aprobado los $300 millones para el mejoramiento de carreteras, puentes y otras obras de infraestructura pública, correspondientes al primer desembolso de $850 millones que prestó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el dinero continúa esperando para ser utilizado, mientras el sector construcción se ahoga por falta de proyectos y trabajo.
Pese al insistente reclamo que hizo Francisco Jiménez, titular de Obras Públicas, para que los diputados tramitaran el crédito con rapidez y a que estos aprobaron el primer desembolso desde el 8 de julio, no sería hasta diciembre cuando estarían iniciando las primeras obras.
El atraso es producto de la gran telaraña que hay que recorrer para poder disponer de los recursos para mejorar la maltrecha infraestructura. Con decir que la publicación en La Gaceta de los primeros $300 millones se dio hasta el viernes anterior, casi dos meses después de su aprobación en el Congreso.
Pero el vía crucis no termina ahí, más bien con la publicación en el diario oficial inicia un tortuoso camino que llevará unos tres meses más. Debido a que son recursos que provienen de afuera, Fernando Herrero, ministro de Hacienda, deberá incorporarlos al presupuesto nacional para que se puedan utilizar, y luego enviar el plan de gastos al Congreso para su aprobación.
“Estos recursos se deben incorporar la Presupuesto Nacional, el cual estamos elaborando y esperamos enviarlo a la Asamblea Legislativa dentro de las próximas tres semanas”, dijo Herrero.
Una vez ahí, los recursos tardarían por lo menos un mes y medio para ser aprobados, ya que por reglamento el presupuesto deberá ir 15 días hábiles a discusión en la Comisión de Hacendarios y luego tendrá que ir un mes calendario más al plenario para su votación. Para ser aprobado requerirá el respaldo de al menos 38 legisladores.
Lo anterior transcurre en momentos en que el país necesita la inyección de obra pública de manera urgente. Esto porque además de mejorar la infraestructura levantaría uno de los sectores más golpeados por la crisis al generar empleo en construcción. Además elevaría la competitividad, punto importante para la atracción de inversión extranjera directa.
Hay procedimientos que yo puedo apresurar, pero hay otros que no, por ejemplo los plazos de contratación y licitación son fijados por ley, por lo tanto no puedo variarlos, sin embargo, hemos adelantado en tener listos los carteles de licitación y en las expropiaciones, lo cual es muy importante para temas de ampliaciones de carreteras como los contenidos en este proyecto, dijo Jiménez.
Ante la demora para utilizar el millonario fondo vial, empresarios y desarrolladores se cuestionan si las autoridades están conscientes de los beneficios que la obra pública le dejaría el país, pues si así lo fuera el proceso estaría más encaminado de lo que está en la actualidad.
“Estamos en crisis, se necesita obra pública, y no hay nadie que diga vamos a hacer esto en la mitad de tiempo, es falta de liderazgo”, dijo Jaime Molina, presidente de la desarrolladora Proyectos ICC.

Vanessa Chaves
[email protected]