Taca y Copa intensifican duelo por cielos regionales
Enviar
Aerolíneas disputan liderazgo en Centroamérica tras larga batalla legal
Taca y Copa intensifican duelo por cielos regionales

• Copa reactivó ayer su segundo vuelo hacia El Salvador, dominio de Taca; mientras que la empresa cuscatleca penetró con viajes a Panamá
• Pasajeros se benefician de rivalidad, pero claman por que se mejoren las conexiones en el istmo


Karen Retana
[email protected]

La batalla que enfrentan Taca y Copa por lograr la hegemonía en el mercado regional ha provocado que ambas aerolíneas se marquen la pista mutuamente.
Precisamente, la compañía aérea de capital panameño reactivó ayer su segundo vuelo a El Salvador, dominio tradicional de Taca.

El regreso de Copa se da tras dos años de disputas legales con su competidor salvadoreño. Taca, por su parte, no se quedó con los brazos cruzados y el 15 de abril empezó a viajar a Panamá.
“Con este vuelo entre El Salvador y Panamá, Taca fortalece su red de operaciones y ofrece una nueva opción de servicio a sus clientes”, sostuvo Claudia Arenas, directora de Comunicación de Taca.
No satisfechas con la acción de irrumpir en los cielos de la competencia, am
bas aerolíneas se han declarado una guerra a través de campañas de promociones e inversiones en sus flotillas.
Taca dirige sus esfuerzos mediante su programa de tarifas dentro de la región “Vive y vuela Centroamérica”, el cual le ha generado un incremento del turismo. Además de la puesta en marcha de otros planes como “Vive Fin de Semana” y “Vive Vacaciones”, que permiten viajar a p
recios de oportunidad.
Los planes también implicaron campañas de publicidad que, en el caso de “Vive y vuela Centroamérica” representó una inve
rsión de $1,3 millones distribuidos entre todos los países involucrados en la oferta.
Para este año Taca plane
a incorporar nuevos destinos a este programa. Uno de los principales será Miami, donde proyecta promover precios hasta un 40% más bajos y con ello aumentar el tráfico. Asimismo, se incorporarán países como República Dominicana, Panamá, México y Cuba, indicó Estuardo Ortiz, vicepresidente comercial de Taca.
La aerolínea también ha recurrido al crecimiento en mercados con potencial. Algunas de ellas son las rutas a Miami y Panamá desde El Salvador.
Precisamente Taca fue la compañía que a mediados de la década de 1990 absorbió a la entonces aerolínea
costarricense Lacsa.
Pese a su afán por cubrir la región, Taca debe enfrentar la competencia de Copa, la cual cuenta con un gran aliado estadounidense como lo es Continental.
La aerolínea de capital panameño ha apostado a la renovación de su flota para ampliar el número de rutas regionales como medida para defender su participación de mercado.
Prueba de ello fue la compra de un avión Embraer, sumando a su arsenal un total de 38 aeronaves.
“Con la llegada de este modelo continuamos la expansión y modernización de nuestra flota. El E
mbraer 190 nos proporciona la flexibilidad para seguir con el crecimiento de nuestra red de rutas”, dijo Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa Airlines, en un comunicado de prensa con ocasión del lanzamiento.
La compete
ncia también se intensificará en los próximos meses en las rutas hacia América del Sur, donde ambas quieren fortalecer su posición.
La expectativa de Ta
ca es mejorar sus conexiones desde Centroamérica hacia destinos suramericanos. Como lo demuestra la apertura de su vuelo de Guatemala a Lima.
Consultados al respecto, representantes de Copa no respondieron a las consultas hechas por LA REPUBLICA.
Aunque la rivalidad entre ambas empresas beneficia a los pasajeros, las compañías aún tienen retos por delante.
A criterio de analistas consultados por LA REPUBLICA ambas comparten deficiencias en cuanto a sus conexiones en la región.
En el caso de Taca la desventaja radica en que si se quiere viajar a Nicaragua u otro país al norte de Costa Rica, se debe hacer escala en El Salvador.
Si se vuela desde San José hacia Guatemala a través de Copa se puede llegar de forma directa. Sin embargo, si se dirige a otro país hay que regresar al centro de conexión ubicado en Panamá.
Sumada a esta debilidad, la competencia por escalar al puesto de liderazgo se ha convertido a su vez en una tarea cuesta arriba.
Los reiterados aumentos en los precios del petróleo han obligando a las aerolíneas a apretarse el cinturón
en sus presupuestos y recortar gastos.
“Estimo que el gasto en combustible representa entre el 35% y 40% del costo total en este tipo de industria”, señaló Ortiz.
A ello se suma la desaceleración de la economía estadounidense, la cual ha
propiciado alianzas entre aerolíneas para enfrentar la reducción de los mercados.
En la región las dos grandes compañías
del istmo se ven asediadas por varias pequeñas aerolíneas que reclaman su cuota de mercado impulsando una estrategia basada en modelos de bajo costo.
Ante este panorama Taca se ha visto presionada a realizar esquemas de trabajo más eficientes y maximización e
n el uso de su flota y rutas.
La aerolínea de bandera salvadoreña anunció este a
ño una inversión de $1.000 millones en la compra de 15 aviones, los cuales servirán para sustituir algunos de los más antiguos.
“La empresa está organizando su estrategia operativa mediante la me
jor utilización de la flota alcanzando un récord de 12 horas diarias y un 90% de llegadas a tiempo, indicadores superiores al de la competencia norteamericana”, aseguró Ortiz.









Ver comentarios