¿Son las franquicias más rentables que los negocios propios?
“Los nuevos empresarios deben tener claro qué desean lograr y asesorarse bien antes de elegir cualquier modelo de negocio”, dijo Karol Fallas, directora del Centro Nacional de Franquicias. Esteban Monge/La República.
Enviar

Crear un negocio rentable es uno de los principales retos del mercado actual; el riesgo de inversión es quizás el principal elemento que define el éxito, de ahí surge la duda sobre si es más conveniente para un nuevo empresario comprar una franquicia o crear una compañía desde cero.

Las pequeñas y medianas empresas tienen dificultades para gestarse, ya que normalmente no cuentan con los recursos financieros, hay informalidad o inexperiencia de parte del propietario, sumado a que la mayoría carece de una estructura interna definida.

Solo el 5% de las pequeñas empresas del país sobrevive en el mercado más de cinco años; a pesar de ello, este modelo ha presentando un crecimiento importante, al punto de que en 2016 había 22 mil compañías de este tipo inscritas ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

A pesar de ello, el riesgo de sostener la inversión es muy alto y en ocasiones genera la quiebra del negocio.

“Requerimos que nuestras pymes avancen en la ruta del crecimiento, trabajamos en eliminar las barreras que dificultan la estructuración y formalización de negocios, así como en la búsqueda de opciones de crecimiento, de tal manera que podamos generar más y mejores empleos”, aportó Geannina Dinarte, jerarca del MEIC.

Una franquicia es un modelo en el cual el propietario de una marca otorga a un tercero la potestad para explotarla comercialmente; además brinda los procedimientos o prácticas necesarias para que la identidad del negocio original no sufra modificaciones.

A cambio, se deben pagar derechos de imagen durante el periodo que convengan las partes.

Las franquicias están ganando terreno en suelo nacional: a finales de 2016 había 321 negocios bajo este modelo, de los cuales el 76% es de origen extranjero (245), mientras que un 24% (76) es propiedad de costarricenses. 

Desde 2012, el crecimiento de franquicias nacionales ha sido casi tres veces mayor que el de las extranjeras.

“La principal diferencia es que la franquicia tiene un nivel de riesgo mucho menor porque ya quemó etapas de incertidumbre y crecimiento; el 45% de las franquicias nacionales son pymes, aunque en términos generales quedan retos importantes para el desarrollo de ambas estructuras, que aportan mucho a la economía nacional”, acotó Karol Fallas, directora del Centro Nacional de Franquicias.

Como parte de los esfuerzos para desarrollar estos sistemas de negocio, se está fortaleciendo el modelo de microfranquicias, el cual permite que los inversionistas se adueñen del negocio y se pueden adquirir por menos de $30 mil.


Alimentación, servicios y comercio son las áreas económicas donde se ven más empresas cobijadas bajo este modelo, aunque moda, entretenimiento y hotelería empiezan a crecer; las pymes también están apostando por estos sectores para sostener su oferta.

Aspectos como gestión del negocio y el sector donde se ubique, pueden ser determinantes para lograr una mayor durabilidad en el mercado, sin considerar que sean negocios independientes o franquiciados. 

 

 

Ver comentarios