Solís no firmará código de ética del PAC
Aunque indicó que no habrá diferencias con el código de ética del PAC, Luis Guillermo Solís adelantó que levantará la restricción al pago de publicidad de las instituciones públicas que ha prohibido el partido durante años. Archivo/La República
Enviar

Aduce impedimento legal para rubricar compromiso

Solís no firmará código de ética del PAC

Mandatario alista sus propias reglas de conducta para colaboradores

Aduciendo que existe un impedimento legal, Luis Guillermo Solís, Presidente electo y su gabinete, no firmarán el código de ética que preparó el PAC hace años para el Poder Ejecutivo.

201404152325490.n11.jpg
En principio, el mandatario y su equipo suscribirán un documento similar que “contendrá íntegramente los valores y las obligaciones” que impone su partido.
No obstante, si por la víspera se saca el día, entre ese acuerdo ético y el documento original de la agrupación rojiamarilla, habrá varias diferencias.
Esto, porque el mismo Presidente adelantó que levantará la restricción para que sus ministros y presidentes ejecutivos paguen publicidad, lo cual es prohibido en el estricto código del PAC, aduciendo que es un despilfarro de recursos y que es necesario controlar el gasto del Gobierno.
El documento que firmarán Solís y sus más cercanos colaboradores se conocerá de forma integral hasta finales de mes, cuando termine de nombrar su gabinete. Hasta ese momento, se podrá hacer una comparación total entre los dos documentos.
Desde que el PAC surgió hace cuatro elecciones, ese partido se ha caracterizado por levantar la bandera contra la corrupción y la eliminación del gasto superfluo.
Para lograr esos objetivos, la Asamblea Nacional, que es el órgano máximo del partido, estableció códigos de ética para los regidores, alcaldes, diputados e integrantes del Poder Ejecutivo.
En el caso de estos últimos, no solo se les prohíbe pagar publicidad, sino también contratar agencias de prensa.
Por otra parte, se limita el número de asesores y se supeditan los viajes fuera del país salvo que el Consejo de Gobierno apruebe lo contrario.
Asimismo, al rubricar el código de ética del PAC, sus cargos quedan en manos del Tribunal de Ética y la Asamblea General del partido, quienes podrían remover a los ministros o presidentes ejecutivos en caso de que estos transgredan los límites de la transparencia y probidad.
“Todas las personas que estemos en el Poder Ejecutivo suscribiremos un código de ética, un documento que dará fe de nuestra adhesión a principios y valores en la función pública. Este será un compromiso abierto, público y manifiesto para que no haya ninguna duda, si es que existiera, de cómo manejaremos los asuntos del Estado. El gasto que se hará en publicidad será austero”, expresó Solís el lunes, al presentar la primera parte de su gabinete.
El Presidente electo considera que él y su gabinete no pueden firmar el código de ética del PAC, porque esto podría ser sinónimo de beligerancia política, ya que él y sus colaboradores deben renunciar a sus raíces partidarias al asumir el cargo.
En los últimos cuatro años, la rigidez del código de ética del PAC ha sido motivo de discusión a lo interno de ese partido, cuando varios diputados y líderes del partido, incluido Luis Guillermo Solís, pidieron flexibilizar los documentos éticos, contra la voluntad de Ottón Solís, fundador del partido y tres veces candidato presidencial.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios