Sobreoferta de médicos generales provoca desempleo
“El emprendedurismo hay que ponerlo en el currículum de las ocho escuelas de medicina. Se les debe enseñar a los futuros profesionales desde cómo montar una oficina hasta cómo cobrar”, aseguró Carlos Salazar, vicepresidente del Colegio de Médicos. Gerson Vargas/La República
Enviar

De cada 700 médicos generales que se gradúan cada año en las ocho universidades que imparten esta carrera en Costa Rica, solo 100 conseguirán trabajo.

De hecho, una encuesta del Colegio de Médicos y Cirujanos indica que actualmente el país tiene unos 1.300 profesionales desempleados.

Sin embargo, en el caso de los especialistas existe un faltante de 650, por lo que cursar estudios de posgrado se convierte en una de las opciones que solucionarían esta situación y reduciría además las listas de espera en los centros de salud de la Caja.



“El problema no se resuelve con disminuir el número de médicos que se forman, sino abriendo más plazas de especialistas y ofreciendo mejores incentivos a los médicos que se desplacen fuera de la Gran Área Metropolitana, donde existe mucha necesidad de estos profesionales”, aseguró Pablo Guzmán, rector de la Ucimed.

Pero mientras esto sucede, el Colegio de Médicos aconseja a sus agremiados desempleados buscar formación superior en el extranjero o por medio de becas.

Unibe es una de las facultades que impulsan esos estudios superiores fuera.

“Como alternativa para nuestros graduados, ofrecemos opciones de empleo en los Ebais, en cuanto se abre un puesto se llama a nuestros egresados con prioridad. Contamos con convenios internacionales con centros médicos y universidades de prestigio mundial que permiten cursar estudios de especialización o posgrado en el exterior”, afirmó Krissia Leiva, directora ejecutiva de esa universidad.

Otra sugerencia es que sus profesionales desempleados emprendan; por esto hacen un llamado a las ocho facultades de medicina a que incluyan entre sus planes de estudio temas de administración de empresas.

“Se trata de jóvenes que han invertido años y dinero en una carrera y cuando salen de ella, no consiguen empleo. A los graduados sin trabajo hay que hacerles entender que la Caja no tiene suficientes puestos para ellos, deben quitarse ese chip y buscar maneras como el emprendimiento o la formación de cooperativas de salud”, explicó Carlos Salazar, vicepresidente del Colegio de Médicos.

 

Ver comentarios