Enviar
“Skyfall” retrata al Bond más humano
Daniel Craig se mete por tercera vez en la piel de James Bond para crear en “Skyfall” a un 007 más humano y más oscuro, y que duda y se desespera ante el malo “más incómodo” de esta saga de espías: Javier Bardem.
El madrileño borda, una vez más, a un temible personaje, en “Skyfall”, el malvado Silva, al que (como ya hiciera en “No es país para viejos”) le añade un pelo rubio imposible que, aparte de desasosiego y temor, produce una terrible incomodidad solo con verlo. Eso era, justamente, lo que quería el director, ha explicado.
“Este villano es producto de muchísimas cosas, no algo que provenga de mí”, añade Bardem, humilde.
Los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson; el director, Sam Mendes; la nueva “chica Bond” Naomi Harris, y los protagonistas de la película, Bardem y Craig, presentaron en una rueda de prensa celebrada en Madrid esta multimillonaria producción (algo más de $200 millones).
“Pero lo que yo sentía cada día era que hacíamos una película de bajo presupuesto, porque era trabajar las escenas, los diálogos, los personajes con una libertad extraordinaria, tanto que, para un monstruo de película como esta (mi primer monstruo) —apunta Bardem—, no me lo esperaba”.
En un tono absolutamente distendido, en el que competían el humor inglés de Mendes y Craig con el castizo de Bardem, ambos actores han demostrado que la química existente en escena —también hubo risas al respecto— es auténtica, y la admiración, mutua.
“Bardem es uno de los mejores actores que conozco, pero también un gentleman increíble”, dice Craig en una larga retahíla de piropos que Bardem zanja diciendo que conseguir esos comentarios le ha costado “mucho jamón”.
“Después de 25 años de carrera —agrega Bardem—, lo que uno recuerda cuando acaba un proyecto es la calidad humana y esta ha sido una de las más placenteras a nivel humano y profesional”.
Lo cierto es que “Skyfall” tiene todos los ingredientes de las aventuras del 007, con increíbles persecuciones —incluso en motos que saltan entre tejados— romances inevitables, un malo que intenta destruir el mundo al que hay que detener y, por primera vez, el reconocimiento del lado oscuro del agente del M16.

Madrid / Efe
Ver comentarios