Sindicatos aspirarían a cogobernar
Desde el 5 de mayo anterior los educadores dejaron las aulas para protestar contra el atraso en el pago de sus salarios. Pese a que el Gobierno ha ofrecido varias soluciones, los maestros mantienen la huelga. Gerson Vargas/La República
Enviar

Huelga estratégica para medir fuerzas

Sindicatos aspirarían a cogobernar

No me temblará el pulso para imponer sanciones: Solís


RESUMEN EJECUTIVO
Algunos sindicatos costarricenses en este momento quieren cogobernar.
Ellos consideran que este Gobierno es una oportunidad para avanzar su agenda.
En este caso, la protesta de los maestros les da una excusa para demostrar su fuerza.
Sin embargo, el presidente Solís está dispuesto a aplicar sanciones a la gente que se involucre en las manifestaciones, sin estar directamente afectada por la crisis del Magisterio.
 

201405222158540.n111.jpg
Varios sindicatos costarricenses en este momento quieren nada menos que cogobernar, durante los próximos cuatro años.
Se trata de los gremios de Japdeva, la Caja y Recope, que hoy paralizan el país, al sumarse a las protestas del Magisterio, relacionadas con el pago atrasado de los salarios de los maestros.
Otros sindicatos, como el del ICE, no iban a participar en estas manifestaciones, de acuerdo con lo que se supo anoche, tampoco el ANEP, que ya tiene sus dudas resueltas.
Sin embargo, varios de ellos las apoyan de forma indirecta.
“Esta huelga es estratégica, pues sirve a los sindicatos para marcar la cancha al Gobierno y recordarle quiénes son sus aliados y quiénes lo llevaron a la Presidencia”, dijo Claudio Alpízar, politólogo y columnista de LA REPÚBLICA.
En lo que a la meta de varios sindicatos se refiere, desean participar en el proceso del Gobierno de tomar decisiones, con temas como la exclusividad del Estado en la generación eléctrica, así como la competencia en los muelles de Moín.
“Sin duda alguna, tienen aspiraciones de cogobernar”, dijo Vladimir de la Cruz, analista político y columnista de este medio.
Para los sindicatos, el nuevo Gobierno representa una oportunidad de reivindicar sus posiciones, en parte porque el presidente Solís les abrió las puertas de la Casa Presidencial desde el primer día de su Gobierno.
Además, el PAC ha sido un aliado histórico de varias luchas sindicales, incluida la oposición al tratado de libre comercio con Estados Unidos.
Por otra parte, el Gobierno de Solís incluye una cantidad de figuras como Henry Mora, presidente del Congreso; Mariano Figueres, director de la DIS; Carlos Obregón, presidente del ICE, y Carmen Muñoz, viceministra de Gobernación, que históricamente han apoyado varias luchas sindicales.
Ahora, el movimiento sindical “sí se siente representado en los poderes Ejecutivo y Legislativo”, dijo Albino Vargas, secretario general de la ANEP.
En este caso, la protesta legítima de los maestros les da una excusa para demostrar su fuerza, aseguró De la Cruz.
Sin embargo, la participación de otros sectores en las manifestaciones, molesta al Presidente.
Después de presentar varias propuestas a los educadores para que reciban íntegramente sus salarios atrasados y depongan la huelga, Solís está listo para tomar las medidas necesarias para garantizar el orden público.
“No estoy lanzando un ultimátum o algo por el estilo, pero ya es suficiente, está bueno el culantro, pero no tanto. Me parece que la participación de otros sectores en la huelga no tiene sentido”, dijo Solís.
De ser necesario, el Gobierno aplicará la ley para garantizar los derechos de la colectividad, agregó.
La ley permite que las huelgas sean declaradas ilegales por un juzgado de trabajo, a partir de ese punto, el Gobierno tiene la potestad de empezar a rebajar los días no laborados y hasta emitir órdenes de despido.

201405222158540.n11.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

 

Ver comentarios