Sindicatos amenazan a Carlos Alvarado con huelga indefinida
"La unidad sindical se mantiene y estamos listos para dar la lucha indefinida", aseveró Albino Vargas, secretario de Patria Justa. Esteban Monge/La República
Enviar

Si el gobierno de Carlos Alvarado no abre una mesa de diálogo para discutir el problema fiscal, se enfrentará a una huelga indefinida.

Esa fue la advertencia lanzada ayer por los sindicalistas, al realizar la primera protesta en contra de los nuevos impuestos que pretende el mandatario, además de cambios en el empleo público.

Aunque la demostración de fuerza en la capital y en otros puntos fue pequeña, lo cierto del caso es que existe unidad para enfrentarse al Poder Ejecutivo.

Y es que las escuelas y colegios públicos no impartieron clases ayer, mientras que los servicios de la Caja de Seguro Social en hospitales, clínicas y Ebais también se vieron afectados.

Instituciones como el ICE, INS, Recope, Japdeva e Incofer, entre otras, trabajaron a media máquina, afectando a ciudadanos y empresas en todo el país.

“Esta es la primera de muchas marchas. Estamos listos para ir a una huelga indefinida si el gobierno así lo desea. Podemos paralizar Costa Rica, si don Carlos no empieza a gobernar para todos los costarricenses y no solo para los empresarios y neoliberales”, dijo Édgar Morales, secretario de la Central General de Trabajadores.

La molestia de los gremios se debe a que supuestamente el peso de la reforma fiscal recae sobre los trabajadores, al cobrar un IVA del 13% y recortar pluses salariales como anualidades, cesantía y prohibición.

Mientras tanto, exigen un mayor esfuerzo del gobierno de Alvarado para contener la evasión, que se estima en un 6% del PIB.

“La huelga que hicimos cumplió con las expectativas. La unidad sindical se mantiene y estamos listos para dar la lucha indefinida”, aseveró Albino Vargas, secretario de Patria Justa.

Los sindicatos se quejan de que el Poder Ejecutivo no ha querido dialogar, a pesar de que ya han conversado en tres ocasiones y se tiene prevista una nueva reunión para este viernes.

Los encuentros que se han dado hasta el momento, no garantizan que se vaya a detener “la arremetida” contra los trabajadores.

Ante esta situación, el propio gobierno solicitó ayer a la Procuraduría que presente una demanda ante el Ministerio de Trabajo para declarar la huelga ilegal.

En caso de que los tribunales le den la razón al Estado, el gobierno podría no pagar el día a los manifestantes y en algunos casos, podría cortar la relación laboral.

Durante la jornada, el gobierno trató de minimizar el impacto de la protesta y reportó poca participación en el Incofer, el ICE, Correos de Costa Rica, Recope, Japdeva y otras instituciones.


Innecesario

El sector productivo lamentó el movimiento y lo calificó de innecesario.


Shirley Calvo

Directora ejecutiva

Canatur

Lamentamos la actitud de los gremios sindicales al tratar de "paralizar" el país.

Las consecuencias podrían ser muy negativas para cientos de turistas y empresas en Costa Rica.

Se debe buscar una solución mediante la vía del diálogo, sin necesidad de afectar a la ciudadanía ni diferentes actividades productivas.


Enrique Egloff

Presidente

Cámara de Industrias

Los privilegios de unos cuantos no deben estar por encima del bien nacional. Mucho de la crisis fiscal se produjo porque hubo un aumento desmedido en las remuneraciones del sector público y hoy todos debemos hacer un esfuerzo para contener el gasto y mejorar los ingresos. No se vale que los sindicatos no quieran colaborar cuando el sector productivo sí lo está haciendo.


Gonzalo Delgado

Presidente

UCCAEP

En vez de protestas, se debería buscar de manera solidaria, una pronta solución a la crisis fiscal que afecta al país y a la economía nacional en especial.

No procede amenazar con que se entorpecerá el libre tránsito, ni que se paralizarán los servicios básicos por los cuales los costarricenses pagamos y son meses de espera para poder recibirlos. 


Ver comentarios