Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



NACIONALES


Pago de deuda ya representa el 41,6% del presupuesto y seguirá creciendo

Sin reforma fiscal déficit llegará al 7,9% del PIB el próximo año

Más de la mitad de los gastos se financiarán con deuda, no por ingresos tributarios por primera vez

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 03 septiembre, 2018

Rocío Aguilar, ministra de Hacienda
La falta de ingresos suficientes para atender los gastos nos obliga seguir recurriendo al endeudamiento para atender los compromisos prioritarios, dijo Rocío Aguilar, ministra de Hacienda. Gerson Vargas/La República


El principal componente del presupuesto nacional 2019 será el pago de la deuda, donde este ya corresponde al 41,6% del presupuesto nacional.

El monto total pedido por Hacienda es de ¢10,9 billones, lo que representa un incremento del 17,5%.

El pago por servicio de la deuda (principal más intereses) será de ¢4,5 billones, mismo que aumentó en un 52,6% con respecto al presupuesto 2018.

Este es un problema que sin solución fiscal continuará aumentando, ya que la colocación de bonos de corto plazo será la opción número uno para financiar el faltante de recursos que tiene el gobierno.

Esto lo confirma el proyecto de ley del presupuesto 2019 presentado por Hacienda a la Asamblea Legislativa, el viernes anterior, cuando por primera vez el financiamiento se hará más por deuda (53,5%), que por impuestos un (46,5%).

Lea más: Presupuesto 2019 es de ¢10,9 billones, crece un 17,5%

Es inverso a lo que ha sucedido antes, cuando cerca del 54,4% se financiaba con ingresos propios, y solo un 45,6% con deuda.

Todo esto hará que el déficit de 2019 —sin reforma fiscal— llega a ser del 7,9% de la producción nacional, unos cinco puntos porcentuales por encima del esperado por Hacienda para este año.

El próximo año, por cada colón recibido, el gobierno gastará ¢2,15. Eso significa que deberá pedir prestado ¢1,15 para cubrir sus compromisos.

Lea más: Gobierno buscará gravar otra vez educación y canasta básica

El único componente positivo es la leve contención del gasto que se hace respecto al gasto corriente, por ejemplo las remuneraciones como porcentaje del PIB pasan de un 7,5% a un 7,1%.

Las directrices de congelar el valor del punto de carrera profesional, las anualidades, dedicación exclusiva en nuevos contratos, y establecer el aumento salarial fijo de ¢3.750 sobre la base para los próximos 12 meses y no uno porcentual respecto a la inflación, está dando los frutos.

Ahora la discusión pasará a manos de los diputados que desde hoy verán el presupuesto que debe estar aprobado antes de que termine noviembre próximo.

Números que no encajan

El déficit crece todos los años debido a que los gastos, incluso sin amortización de la deuda, crecen más que los ingresos, ahora se suma una caída importante en los ingresos (cifras expresadas como porcentaje del PIB).

Números fiscales

Fuente: Elaboración propia con datos de Hacienda

Financiamiento más por deuda

Al revisar la forma en como se financian los gastos del gobierno, los mismos siempre han sido en una mayor cantidad por ingresos tributarios, pero para el próximo año la tendencia cambiará, será más por deuda (cifras expresadas en porcentajes).

Estructura del financiamiento del presupuesto

Fuente: Elaboración propia con datos de Hacienda

Deuda e intereses al alza

Para el próximo año la deuda del gobierno pasará a ser el doble de lo que era en 2009, esto conlleva un aumento en el déficit (cifras expresadas como porcentaje del PIB).

Deuda como porcentaje del PIB

Fuente: Elaboración propia con datos de Hacienda

Con mucho cuidado

Los diputados le pondrán lupa al proyecto del presupuesto 2019, tienen hasta el 30 de noviembre para aprobarlo.

Silvia Hernández

Diputada

PLN

Comprendemos que la discusión del presupuesto ordinario es de suma importancia, no solo por la situación fiscal que atravesamos, sino también porque del presupuesto depende el buen funcionamiento del Estado.

Por consiguiente, asumiremos el análisis del ejercicio presupuestario tanto cualitativa como cuantitativamente, con toda la seriedad, responsabilidad y cautela que se requiere y haremos las advertencias que consideremos necesario señalar.

Pablo Heriberto Abarca

Diputado

PUSC

Claro que hay que entrarles al gasto y a la eficiencia de los recursos, eso es claro.

El gobierno no puede seguir con esta jugadera, va tener que sentarse a negociar con las diferentes bancadas. De nuestra parte estamos claros en nuestra posición: No vamos a permitir en el Plan fiscal un golpe a los sectores más vulnerables de la población y el presupuesto debe reflejar ese esfuerzo por contener el gasto en la medida de lo posible.

Jonathan Prendas

Diputado

Restauración Nacional

Revisaremos cada uno de los rubros del presupuesto nacional que envió el Poder Ejecutivo. Queremos entender las razones de por qué se aumenta un 17%.

Consideramos que tras el problema recurrente de la subejecución, que el año anterior fue de ¢986 mil millones, se debe hacer un esfuerzo para contener el gasto del aparato estatal.

El gobierno debe apretarse la faja, eliminar partidas innecesarias y mejorar la planificación con base en los niveles reales de ejecución.


NOTAS RELACIONADAS