Gobierno buscará gravar otra vez  educación y canasta básica
La solicitud la hizo Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, a los diputados. Archivo/La República.
Enviar

El Gobierno dio marcha atrás anoche a su idea de desconvocar el proyecto de ley de reforma fiscal por unos días, tal y como lo había negociado Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, en horas de la tarde, con los diputados.

El principal cambio que impulsará el gobierno es que se revierta la decisión de dejar exenta la canasta básica y la educación privada.

Al dejar estos dos rubros exentos Hacienda dejaría de percibir ¢95 mil millones de lo que estaba presupuestado al inicio del proyecto.

La intención que el mismo Gobierno desechó era que la Comisión Fiscal convocará a una serie de sectores y diputados para escuchar sus opiniones y tratar de dar marcha atrás a las mociones aprobadas la semana anterior donde se eliminaron esos rubros.

La modificación para que la canasta básica no pague impuestos, como lo viene solicitando Restauración Nacional, provocó críticas del sector agropecuario y también de la industria alimentaria, los cuales consideran absurdo que se cobre impuestos a las materias primas y que no puedan deducir eso cuando vendan el producto final.

También, existen críticas ante el hecho de que la reforma fiscal obligue a las empresas locales a pagar un impuesto de valor agregado por la compra y venta de servicios, lo que afectaría también al sector de zonas francas al hacer encadenamientos productivos.

Esto debe ser cambiado por los diputados, según la Asociación de Zonas Francas y la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham).

La propuesta hacendaria cuenta ya con el respaldo de los diputados de la Unidad Social Cristiana, el Partido Acción Ciudadana y Liberación Nacional.

Al cierre de edición, el Gobierno mantenía su decisión de discutir el proyecto sin desconvocarlo.



Los impuestos


La propuesta incorpora un cambio al impuesto de ventas por uno de valor agregado y también algunas modificaciones en renta.


IVA

Servicios profesionales 13

Alquileres residenciales superiores a ¢650 mil 13

Energía eléctrica residencial superior a 280 kWh 13

Servicios privados de salud 2

Medicamentos 2

Canasta básica 0

Educación privada 0


Renta

Los empleados y contratistas privados pagarían más impuestos sobre la renta, especialmente en los ingresos superiores a los ¢2,1 millones. Actualmente, la tasa más alta es del 15%.


Los nuevos tramos serían los siguientes, con las tasas respectivas (%).

Ingreso %

Entre ¢2,1 millones hasta ¢4,2 millones 20

Más de ¢4,2 millones 25





Ver comentarios