Logo La República

Jueves, 17 de junio de 2021



FORO DE LECTORES


Si usted quiere ser rico, invierta para obtener ganancias de capital. Si usted quiere ser libre, invierta para obtener ingresos pasivos.

Gustavo Sáenz Herrera [email protected] | Martes 08 junio, 2021

Gustavo

Antes de hacer una inversión, hay que estar claro con qué fin está colocando ese capital en ese activo. Quiere que ese dinero crezca en el futuro o desea recibir una renta regularmente ?.

Las dos grandes categorías en que se dividen las inversiones son inversiones de ganancias de capital también llamadas inversiones patrimoniales e inversiones para obtener ingresos pasivos conocidas igualmente como inversiones de flujo de caja.

Inversiones patrimoniales

Las primeras son aquellas donde lo que se busca es que haya una ganancia resultado de la diferencia entre un precio de venta más alto y un precio de compra más bajo.

Típicamente los inversionistas que participan en este tipo de inversión tienen una visión de largo plazo a 10, 20, 30, 40 años o hasta toman en cuenta a la siguiente generación.

Algunos ejemplos de activos donde se invierte capital con el fin de que tengan mayor valor con el tiempo son: terrenos, arte, colecciones de todo tipo, acciones en la bolsa de valores que no reparten dividendos.

Ahora bien, entre muchas variables que debe analizar a la hora de comparar entre diferentes inversiones patrimoniales hay dos que es importante conocer para hacer mejores proyecciones.

Interés compuesto

Iniciemos con el interés compuesto el cual se logra cuando los intereses generados se van sumando todos los periodos al capital inicial y a los intereses ya generados anteriormente. En otras palabras, los intereses reinvertidos generan más intereses.

Utilizamos de ejemplo una inversión de $100.000 que deja un rendimiento un 10% capitalizable anualmente.

Año Capital con reinversión Interés compuesto
1 $100.000 $10.000
2 $110.000 $11.000
3 $121.000 $12.100…
7 $194.872 $19.487
8 $214.359

La regla del 72

Seguidamente está la regla del 72 la cual es una fórmula matemática que se utiliza para medir el tiempo aproximado que tardará la inversión en duplicarse.

La fórmula que se utiliza es dividir 72 entre la tasa de interés que paga la inversión.

Continuando con el ejemplo anterior de colocar el dinero en una inversión que tiene un 10% anual de rendimiento hacemos la siguiente operación 72 / 10 = 7.2

Lo cual quiere decir que a los iniciales $100.000 les tomará menos de 8 años convertirse en $200.000

Inversiones de flujo de caja

La segunda categoría son aquellas inversiones que periódicamente entregan dinero a los inversores.

El beneficio que se obtiene de una inversión es mejor conocido como rentabilidad. Esta se calcula dividiendo el monto que se recibirá entre el monto que se colocó y para transformarla en porcentaje se multiplica el resultado por 100.

Si por cada $100.000 que se invierte en un activo productivo al final de año se recibe $10.000 esto quiere decir que ($10.000 / $100.000)= 0,1 X 100 = 10%

Por último, dentro de las variables que debe analizar a la hora de seleccionar inversiones de flujo de caja hay 2 importantes que nombrar.

Periodicidad

Existen diferentes periodicidades en que los inversionistas reciben su dinero dependiendo de lo estipulado a la hora de colocar el capital. Puede ser una vez al año, semestralmente, cada tres meses o mensualmente.

Ingresos pasivos

Estos ingresos son pasivos no hay que estar presente para recibirlos. No hay que intercambiar tiempo por dinero.

De esta forma, la próxima vez que esté estudiando una nueva oportunidad de inversión pregúntese: ¿Mi meta es recibir un capital mayor en un tiempo? o ¿recibir ingresos pasivos recurrentes en el corto plazo?





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.