Si se hace una cirugía plástica no acepte biopolímeros
“Tener unos glúteos o labios más grandes, o una cara mejor diseñada utilizando estos productos ilegales y gente no especializada, es la deformación, la enfermedad crónica y la muerte”, advirtió Gabriela Guzmán, secretaria de la junta directiva de la Asociación de Cirujanos Plásticos. Esteban Monge/La República
Enviar

El reciente caso de un médico nacional sentenciado por deformar los glúteos a una paciente dejó algunas enseñanzas para quienes piensan en someterse a un procedimiento estético.

Quienes buscan agrandamiento de glúteos, pómulos y de labios, es mejor que descarten cualquier procedimiento que incluya biopolímeros (un plástico derivado del petróleo y mezclado con silicón).

“Tienen que averiguar bien sobre los materiales de relleno, que deben tener registro del Ministerio de Salud, deben pedir que se les enseñe. No pueden ser biopolímeros porque están prohibidos. Pese a esto, el uso es bastante frecuente, llegan dos casos por semana a nuestros consultorios”, advirtió Gabriela Guzmán, secretaria de la junta directiva de la Asociación de Cirujanos Plásticos.

Por esto la Asociación de Cirujanos Plásticos pide que se apliquen las leyes que castigan a quienes inyectan sustancias que no estén aprobadas.

El riesgo de usar este tipo de sustancias, es que una vez inyectadas se quedan dentro del cuerpo: el organismo las detecta como un cuerpo extraño y busca atacarlas. Por esto, a los días, la persona empieza a notar cambios en el color de la piel, dolor, alteraciones en la piel tipo descamaciones, úlceras e infección (incluso puede escalar a amputaciones y la muerte).

La enfermedad se vuelve autoinmune; es decir, se convierte en crónica para las personas a las que se les aplicó este tipo de sustancias ilícitas.

Dada la cantidad de casos, es que estos médicos especialistas están en proceso de formar la Asociación de Personas con Biopolímeros.

“El fin es para dar una cara al enfermo con el biopolímero. Actualmente no hay un protocolo de tratamiento para estas personas”, lamentó Guzmán.

Otro problema que se busca atacar es el intrusismo (persona que trabaja sin título), de donde nace la importancia de verificar si se está en manos de un cirujano plástico o solo de un médico general.

“Se está trabajando en aclarar cuáles son las funciones de cada especialidad y no que cualquier médico general puede hacer una cirugía. Como especialistas nos toma ocho años hacer cirugía plástica, ahora mucha gente se prepara por Internet hasta el punto en que vamos a llegar a suprimir las especialidades”, advirtió Guzmán.

Acudir con un especialista es una garantía de que no solo se operará al paciente, sino que posee el conocimiento de cuáles materiales de relleno se colocarán. Además, si hay un problema durante el procedimiento sabrá identificar cómo resolverlo, vigilar el postoperatorio y responderá por las complicaciones.

Busque especialistas

Para verificar que el procedimiento lo realizará un profesional especializado en cirugía plástica puede consultar la lista oficial en la web del Colegio de Médicos o al llamar al 2210-2250 o al fiscalí[email protected]

Cirujanos plásticos: 53 activos
Afiliados a la Asociación de Cirujanos Plásticos: 48 de ellos

Fuente: Asociación de Cirugía Plástica

Ver comentarios