Enviar

Sharapova clasifica a cuartos

También avanzó la revelación canadiense, Eugene Bouchard

201501252250460.a3.jpg
Maria Sharapova se enrumba hacia nueva final de Grand Slam; antes debe despachar a Eugene Bouchard. Greg Wood/AFP-La República
La rusa Maria Sharapova y la canadiense Eugene Bouchard, presente y futuro del tenis femenino, se encontrarán en los cuartos de final del Abierto de Australia, tras deshacerse ayer domingo de la china Shuai Peng y de la rumana Irina Camelia Begu.
Sharapova se impuso a Peng, por 6-3 y 6-0, en 75 minutos con 27 golpes ganadores, y 15 errores no forzados por los que se enfureció con rabia. “Estuvo muy mal. Intenté calmarme interiormente porque estaba gritando ‘¡qué haces¡’ en varios idiomas”, comentó.
“Estoy muy contenta porque el año pasado caí en cuarta ronda y ahora estoy en cuartos. El pasado año demostró su consistencia en el Grand Slam, y ahora está jugando con una gran confianza, será un gran duelo desde luego”, dijo sobre Eugene, que derrotó a Begu, por 6-1, 5-7 y 6-2.
La canadiense ya fue semifinalista en Melbourne Park el pasado año. Arrasó en el primer set y medio, y con 6-1 y 3-0 en 40 minutos parecía dominar a su rival. Pero Begu, en su primera aparición en los octavos de un grande, opuso una gran resistencia después, rompiendo el servicio de Bouchard cuatro veces, para forzar el tercero, donde Eugene fue de nuevo superior.
Después de su victoria, Bouchard fue preguntada en la pista por su reacción tras ceder el segundo parcial. “¿Qué encontró en el baño?” le dijo la exjugadora Rennae Stubs intentando sonsacarle algún aspecto técnico para describir su fenomenal actuación en el último parcial. “Encontré un ‘toilet’”, respondió escuetamente la canadiense despertando la hilaridad entre el público.
Con 3-0 a favor de Sharapova, con victorias en Roland Garros en 2013 y 2014 y Miami el año pasado, Bouchard tiene ahora oportunidad de tomar venganza en un territorio en el que más disfruta.
También avanzó a cuartos, y en su caso por tercera vez en cuatro años, la rusa Ekaterina Makarova, al vencer a la alemana Julia Goerges, por 6-3 y 6-2, y ahora espera a Simona Halep, quien eliminó a la belga Yanina Wickmayer.
Makarova fue cuartofinalista en Wimbledon (2014), semifinalista en el US Open (2015) y de momento ha inscrito su nombre entre las ocho últimas de Melbourne, algo que ya se ha hecho costumbre en sus temporadas. “No sé, hay algo especial aquí”, dijo. “Estoy feliz y he jugado muy bien”, añadió la rusa, que se ha plantado en cuartos sin ceder un solo set.

Melbourne, Australia/EFE

Ver comentarios