Sector de energía chino genera dudas a Gazprom
El Gobierno del presidente Xi Jinping bajó los precios del gas al por mayor dos veces el año pasado, en un intento por impulsar la demanda en China. Bloomberg/La República
Enviar

China mantiene en suspenso a la exportadora de gas natural más grande del mundo.

La rusa Gazprom, que busca incrementar el suministro al país asiático, espera recibir “algunas orientaciones” de China este año, dijo Elena Burmistrova, directora de la división de exportaciones de la empresa con sede en Moscú, el viernes en entrevista desde Vladivostok, Rusia.

Si bien Gazprom confía en que China necesitará su gas y anticipa una fuerte demanda del país durante los próximos 20 a 30 años, su “economía y su energía actualmente atraviesan un período de cambios estructurales”, dijo la ejecutiva.

El Gobierno del presidente Xi Jinping bajó los precios del gas al por mayor dos veces el año pasado, en un intento por impulsar la demanda en China, que está reformando su sector de gas para combatir la contaminación y abandonar un sistema energético dominado por el carbón. China está preparando una nueva perspectiva para su matriz energética y la estructura de su mercado de gas y planea expandir su red de gasoductos para ver cuáles regiones recibirán más suministro del combustible y cuándo, dijo Burmistrova.

“Esperamos algunas orientaciones de parte de los chinos antes de fin de año, lo cual nos permitirá discutir el momento” de cerrar nuevos acuerdos con el país asiático, entre ellos el suministro por gasoducto proveniente de Siberia Occidental y la región de Sajalín, en el extremo oriental de Rusia, dijo Burmistrova.

Contratos

El crecimiento de la demanda de gas de China se desaceleró a 4,7% en 2015, tras crecer más del doble durante el lustro anterior, según datos de BP Plc, debido a mecanismos inflexibles de formación de precios y una economía en desaceleración. China planea aumentar el consumo de gas natural de cerca del 6% de su matriz energética el año pasado a más del 10% para 2020.

El mes pasado, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China (CNPC, por sus siglas en inglés), el órgano superior de planificación económica del país, publicó un anteproyecto de directrices para la reforma de la extensa red de gasoductos del país, con el objetivo de apoyar el comercio.

Rusia firmó su primer contrato para enviar gas a China desde yacimientos sin explotar en Siberia Oriental en el marco de un acuerdo por $400 mil millones firmado en 2014, cuando las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea se tensaron por el conflicto de Ucrania.

Gazprom planeaba proceder a cerrar otro acuerdo por 30 años para suministrar gas desde Siberia occidental, que alimenta sus mercados más rentables en Europa, tras más de una década de negociaciones y comienzos en falso. El año pasado, cuando se paralizó el contrato occidental, Gazprom firmó un memorándum de entendimiento con China por un tercer posible gasoducto de menor tamaño desde la región de Sajalín.



Ver comentarios