Sector del acero presiona a Trump para que cumpla sus promesas
Enviar

Si bien el presidente Donald Trump en su país reprendió a China por inundar el mercado mundial con acero barato, no transmitió ese mensaje, al menos públicamente, durante su viaje de este mes por Asia en su crítica a los desequilibrios comerciales.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, reiteró que en una investigación que encabeza su departamento para establecer si el acero extranjero, particularmente el proveniente de China, constituye una amenaza para la seguridad nacional, ha quedado en un segundo plano hasta después de la reforma fiscal.

La administración está tratando de que el Congreso vote un proyecto de reducción de impuestos para sancionarlo como ley en diciembre, aunque el tratamiento podría alargarse hasta el año próximo.

“En el Gobierno estamos trabajando para hacer lo correcto y obviamente hay una contracorriente de opiniones distintas en la Casa Blanca”, dijo el senador demócrata Sherrod Brown, de Ohio, en una entrevista.

La investigación para establecer si las importaciones de acero y aluminio ponen en peligro la seguridad nacional conforme al Artículo 232 de la Ley de Expansión Comercial, rara vez utilizado, ha dividido las aguas: Trump y el ala nacionalista de su Casa Blanca proponen aranceles y cupos generales y los globalistas están a favor de un modelo menos agresivo.

En declaraciones efectuadas, Trump prometió que Estados Unidos “nunca más pasará por alto el engaño, la agresión económica o cualquier otra cosa de parte de países que profesen fe en el comercio abierto pero no respeten las normas”.

“Emprenderemos todas las acciones comerciales necesarias para lograr el trato justo y recíproco que Estados Unidos ha brindado al resto del mundo durante décadas”, dijo el Presidente, agregando que transmitió ese mensaje en su viaje de 12 días a Asia, que incluyó una escala en China.

Las promesas incumplidas de Trump respecto de frenar las importaciones han afectado a los productores estadounidenses. Las acciones de Nucor Corp. y AK Steel Holding, Cayeron un 5,1% y un 33% respectivamente desde el 30 de junio, en tanto Century Aluminum se desplomó un 8,6%.

El máximo responsable de Nucor, John Ferriola, advirtió en setiembre que las importaciones de acero crecieron considerablemente desde que Trump firmó el memorando 232 y dijo que esto es un problema para el productor.

El máximo responsable de Cleveland-Cliffs Inc., Lourenco Goncalves, dijo el mes pasado que los habitantes del Medio Oeste no olvidan las promesas de Trump y que la decisión es “100% de él”.


Ver comentarios