Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


Acuerdo ayer en Asamblea Legislativa para gravar los excedentes de cooperativas con más recursos

Sector Cooperativo es de los que más pagará luego de reforma fiscal

Si se da el cambio fisco recolectaría un 150% más de lo que ya contribuyen las cooperativas

Fabio Parreaguirre [email protected] | Jueves 04 octubre, 2018

Joaquín Monge asociado productor de Dos Pinos de la Zona Norte.
Ya las cooperativas pagamos impuestos, y estamos de acuerdo en pagar más, pero no podemos permitir que sigan gravándonos toda la actividad, porque eso se reflejará negativamente en lo que se reinvierte en la sociedad, en la actividad productiva y en el desarrollo de las comunidades, dijo Joaquín Monge asociado productor de Dos Pinos de la Zona Norte. Esteban Monge/La República


El sector cooperativo costarricense está consciente del grave problema fiscal que a afecta al país y de que su atención inmediata requiere del aporte de todos los sectores.

Precisamente ayer en la Asamblea Legislativa se llegó a un acuerdo multipartidista para gravar con un impuesto a los excedenes de las cooperativas con mayores recursos. Las fracciones del Partido Liberación Nacional, Acción Ciudadana, Restauración Nacional, Frente Amplio y los diputados Eric Rodríguez y Otto Vargas presentarán un proyecto de ley en este sentido a la corriente legislativa el próximo lunes 8 de octubre.

Lea más: Grandes cooperativas no pagarán impuesto de renta

La iniciativa se dio luego de que se votará en contra de la moción de reiteración presentada por la diputada socialcristiana María Inés Solís, que buscaba gravar con el impuesto de renta a las cooperativas cuyas ganancias fueran superiores a ¢106 millones.

Hoy las cooperativas respaldan el proyecto de ley de reforma fiscal en donde se establece el aumento del 5% al 10% a los excedentes netos y un nuevo impuesto del 7% de renta a los certificados de ahorro a plazo en las cooperativas de ahorro y crédito, que puede llegar hasta el 15%.

En términos reales, ambas modificaciones representan alrededor de un 150% más en el monto del impuesto anual que recaudará el fisco entre el cooperativismo. A ningún otro sector de la economía se le está realizando un ajuste de renta de esa magnitud en este proyecto.

“Consideramos que imponer un incremento mayor sería desproporcionado y recesivo, y tendría un impacto grave para un sector que genera el 2% del Producto Interno Bruto del país. Los excedentes y el patrimonio de una cooperativa pertenecen íntegramente a los asociados. No hay forma de gravar a una cooperativa, sin que ese impuesto lo terminen pagando los cooperativistas”, dijo Joaquín Monge asociado productor de Dos Pinos de la Zona Norte.

Lea más: Necesitamos más cooperativas

Monge comentó “en el caso de Dos Pinos hoy más que nunca se confirma que durante 71 años hemos venido caminando en la dirección correcta, con un modelo fortalecido por 1.400 productores asociados, que día a día han tenido la seguridad de poder entregar leche 100 por ciento tica de la mejor calidad y que esta actividad provoca un innegable impacto económico y social en Costa Rica”.

“En el mundo entero, tanto en los países del tercer mundo como en los más desarrollados, se estimula al movimiento cooperativo como un moderno esquema de desarrollo. Y por eso en nuestro país, quienes nos levantamos todos los días de madrugada a producir leche estamos dispuestos a defender un modelo que genera trabajo, desarrollo en las zonas productoras, y salud y nutrición para miles de familias del país”. 

En la actualidad, el impuesto de renta a los excedentes se cobra en la fuente.

Esto quiere decir que cada cooperativa rebaja un 5% (que subirá a 10% según el proyecto actual) antes de devolver los excedentes a sus asociados y lo transfiere al fisco, actuando así, como un agente recaudador de Tributación Directa.

“Esos excedentes en la operación económica han contribuido en el desarrollo más allá de los dueños de las cooperativas, pero también esos excedentes pagan impuestos, eso hoy significa un impuesto del 5%, entonces muchos dicen que las cooperativas no pagan impuestos y eso es totalmente falso”, aseguró Guido Vargas, representante de las cooperativas costarricenses.

Así, los asociados declaran renta y pagan todos los impuestos, pero además pagan ese impuesto del 5% sobre los excedentes que reciben.

“Ahora mismo en el Proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas el sector cooperativo sin desconocer que Costa Rica atraviesa por una situación difícil de crisis, de nuevo dice: nosotros estamos dispuestos a aportar más y eso significa que ese 5% pasaría a un 10% y que seguimos contribuyendo al desarrollo del país. Ponerle al sector cooperativo cargas adicionales harían inviable a este sector que está conformado por muchísimas cooperativas en todos los campos y que tanto contribuye al desarrollo de este país”, agregó Guido.

Solo en el año 2017, los asociados a las cooperativas aportaron al Estado ¢8.200 millones en impuesto de renta. Con el aumento propuesto y la creación del impuesto a los certificados de ahorro, pasarán a pagar ¢20 mil millones en el primer año y ¢30 mil millones en el cuarto año de la reforma.

El sector cooperativo está en todas las actividades de la economía nacional: electrificación, transporte, salud, educación, ahorro y crédito, servicios, producción agropecuaria e industrial, entre otros.

Puntos a considerar

El sector cooperativo costarricense está integrado por más de 630 organizaciones, de las que forman parte más de un millón de personas, bajo un concepto de solidaridad, no de afán de lucro.

  • Un 20% de la población costarricense es cooperativista.
  • Las cooperativas generan más de 350 mil empleos directos e indirectos.
  • Muchas cooperativas desarrollan sus actividades en las zonas rurales del país, en donde se genera empleo para más de 70 mil personas.
  • Las cooperativas agroindustriales producen 600 millones de litros de leche por año. Con esta actividad se propician encadenamientos productivos y empleo directo e indirecto a más de 70 mil personas.
  • Más de 736 mil personas, asalariadas, pensionadas, trabajadores independientes, gente de clase media, son propietarias de las cooperativas de ahorro y crédito, que hoy representan el 10% del Sistema Financiero Nacional.
  • Cada año, más de 700 mil personas son atendidas eficientemente por las cooperativas del sector salud.

NOTAS RELACIONADAS