Se mantiene el ascenso
Enviar

Se mantiene el ascenso

Japón tiene como primera meta llegar a los cuartos de final

Un gran reto tiene el técnico italiano Alberto Zaccheroni, entrenador de Japón: lograr que su selección se convierta en protagonista en el Mundial de Brasil. Pero hay algo que le aliviana el trabajo, una gran generación de jugadores.

201406012348240.a22}.jpg
“El gran problema que tenemos cuando seleccionemos el equipo final no es que no tengo suficientes jugadores, es que los tengo en abundancia”, dijo Zaccheroni. “Algunos entrenadores tienen una falta de jugadores, pero ese no es mi caso”.
Japón integrará el Grupo C en la Copa del Mundo junto a Colombia, Costa de Marfil y Grecia. A lo largo de los dos años de eliminatoria, Japón fue de menos a más a las órdenes de un Alberto Zaccheroni que había asumido el cargo de seleccionador después de la gran actuación del combinado nipón en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010.
La nueva Japón, que tardó en asimilar los conceptos tácticos del técnico italiano, no inició con buen pie la fase de clasificación y sufrió derrotas frente a Uzbekistán y RDP de Corea antes de certificar su presencia en la cuarta ronda.
Con Keisuke Honda como fuente de inspiración y liderada por jugadores de la talla de Shinji Kagawa y Shinji Okazaki, la selección japonesa comenzó a carburar en la última fase. Dos goleadas frente a Omán (3-0) y Jordania (6-0) permitieron al cuadro nipón destacarse en el primer puesto de su grupo. Pese al empate a 1-1 cedido frente a Australia, las derrotas de Omán e Irak colocaron a los pupilos de Zaccheroni al borde de la clasificación.
Una inesperada derrota por 2-1 en Jordania retrasó brevemente la celebración, pero un nuevo empate a 1-1 contra Australia supuso el punto que Japón necesitaba para sellar el billete para su quinta Copa Mundial consecutiva.
Su idilio con la prueba reina mundial comenzó hace 13 años. Los Samuráis Azules consiguieron su primera participación en la cita mundialista en Francia 1998, tras imponerse en una repesca contra Irán.
En su debut no rayaron a la altura de las expectativas, pues perdieron los tres partidos de la liguilla y salieron por la puerta de atrás. Sin embargo, en Corea/Japón 2002 hicieron historia en su propio territorio en la primera prueba reina organizada en Asia, al clasificarse para la ronda eliminatoria como campeones de un grupo que también incluía a Rusia, Bélgica y Túnez.
Así irrumpieron en octavos, donde se fueron a pique ante Turquía, posterior bronce del certamen, por un solitario gol. En Alemania 2006 hicieron una campaña menos lucida, pues recabaron un único punto en los tres partidos de la primera ronda y se despidieron sin más.
Se redimieron en Sudáfrica 2010, sin embargo, porque progresaron a la segunda fase a expensas de selecciones como Dinamarca y Camerún. Estuvieron a punto de sorprender a Paraguay en el subsiguiente duelo de octavos, pero los sudamericanos acabaron inclinando la igualada balanza a su favor en la tanda de penales, luego de que el partido y la prórroga transcurrieran sin goles.
El centrocampista del CSKA de Moscú Keisuke Honda no ha tardado en constituirse como el nuevo líder del equipo, llenando el vacío dejado por la retirada de Hidetoshi Nakata y Shunsuke Nakamura.

Cristian Williams Méndez
[email protected]

Ver comentarios