Se acabó luna de miel entre Presidente y candidato del PAC
Carlos Alvarado, candidato del PAC, ocupa el quinto lugar en las encuestas en cuanto a la intención de voto, de acuerdo con tres mediciones distintas de las últimas semanas. Archivo/La República
Enviar

Aunque lanzó su campaña hace diez meses prometiendo continuidad del actual gobierno y festejando “los logros” del presidente Luis Guillermo Solís, hoy, Carlos Alvarado, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), hace lo posible por tomar distancia y hasta pareciera reñir con el mandatario en algunos momentos.


Y es que durante ese lapso, el primer gobierno PAC se vio involucrado en un gran escándalo de corrupción por el cemento chino y un supuesto tráfico de influencias con conexiones en la Asamblea Legislativa, el Poder Judicial y hasta Poder Ejecutivo.


De esta forma, la popularidad de la actual administración se vino al suelo, mientras la carrera política de Alvarado sufrió un duro golpe, que lo relegó al quinto lugar en intención de voto, según tres empresas encuestadoras.


La metamorfosis de Carlos parece motivada por el interés político, ya que en estos momentos la corrupción es uno de los principales problemas del país.


Ejemplos de ese distanciamiento hay muchos, siendo el más reciente la solicitud rechazada de Alvarado, para que el Presidente destituyera a Fernando Rodríguez como viceministro de Hacienda.


De hecho, este miércoles se filtró un audio de Alvarado en el que sugiere que el partido no se fundó para tapar la corrupción.
Anteriormente, el candidato rojiamarillo también pidió la salida de Mariano Figueres como director de la DIS, protestó por la decisión del gobierno de promover “una pesca sostenible de arrastre” del camarón y también por presentar un plan fiscal que propone un 4% de impuestos para los libros.


“Carlos Alvarado ha venido tomando distancia de la tolerancia silenciosa del gobierno en el tema del cemento, pidiendo renuncias de altos funcionarios, mientras que el presidente Solís no toma decisiones; asimismo, protestó por la pesca sostenible de arrastre del camarón que permitió Incopesca y otros temas”, dijo Francisco Barahona, analista independiente.


Alvarado ha tratado de agradar a otros líderes del partido como Ottón Solís, quien ha tomado un protagonismo nacional en los últimos meses, por su labor de control político en la comisión investigadora del cemento chino.


El candidato rojiamarillo aseveró a LA REPÚBLICA que le gustaría que el diputado tenga una mayor participación en la campaña política y al mismo tiempo, indicó que de llegar a la Presidencia de la República en mayo de 2018, le ofrecería un cargo a Solís.


“Ottón Solís tiene la estatura ética, dentro y fuera del PAC, que ha demostrado a lo largo de su vida pública. Es una figura que deseo esté cerca de nuestra campaña y de un futuro gobierno. Las puertas siempre han estado abiertas para don Ottón, de quien esperamos se sume con mayor protagonismo en los meses venideros”, dijo Alvarado la semana pasada.

 

La división
En el último mes, Carlos Alvarado ha tratado de tomar distancia del gobierno, con el objetivo de evitar la caída en las encuestas.


29 de noviembre
“El partido no se fundó para eso, el partido se fundó para acabar con la corrupción, o sea, ver al PAC, por el que tanto hemos peleado tantos años para llegar al poder para hacer cosas buenas y que a la salida pase esto, pucha mae, da cólera. O sea, la renuncia de Fernando Rodríguez la pedimos hace un mes”

23 de noviembre
“Es un deber de nuestro partido considerar la sostenibilidad ambiental como elemento central de la toma de decisiones y en ese sentido debemos tener presente que la pesca de arrastre genera impactos graves en el ambiente al remover la fauna marina de manera indiscriminada”

14 de noviembre
“La mejora en la educación y el acceso a la información son dos pilares fundamentales para lograr que más familias salgan de la pobreza y cuenten con una mayor calidad de vida. Un impuesto de un 4% sería un error”

30 de octubre
“Siendo coherentes con la necesidad de que las personas que han sido señaladas en estas denuncias se separen de sus cargos; sumado a la duda razonable sobre si el señor Figueres auspició las prácticas del diputado Víctor Morales Zapata con Juan Carlos Bolaños, o bien incumplió con sus responsabilidades, solicitamos a Mariano Figueres la renuncia inmediata a su cargo como director de la DIS”

25 de octubre
“Desde mi punto de vista, el caso de don Fernando lleva dudas sobre su actuación. Creo que ante la duda, lo mejor que él podría hacer para apoyar al Presidente, es ponerle a disposición su puesto y presentarle la renuncia”

Fuente Carlos Alvarado
 

Ver comentarios