Samsung detiene ventas de Galaxy Note 7 y anuncia programa global de reemplazos
Samsung podría vender 2 millones de unidades menos debido a las fallas en las baterías, estimó Lee Seung Woo, analista de IBK Securities en Seúl. Bloomberg/La República
Enviar

Samsung retiró el Galaxy Note 7 de varios países a causa de problemas con las baterías y anunció un programa global de reemplazo, días antes de su que archirrival Apple revele sus nuevos iPhones.

Las ventas del dispositivo de pantalla grande se detendrán en 10 países, confirmó Ko Dong Jin, jefe de la división móvil de Samsung. Hay alrededor de 2,5 millones de unidades en manos de usuarios y se disculpó por el problema de la batería, que se ha vinculado a las explosiones del teléfono durante la carga.

El retiro es un golpe a la reputación de Samsung y le roba a la empresa su momento con los smartphones, después de que supo capitalizar una baja demanda de los nuevos modelos de iPhone, y que subiera sus acciones en la Bolsa.

"El retiro inesperado sin duda irrita a los compradores y el último incidente parece preocupante", dijo Lee Seung Woo, analista de IBK Securities en Seúl.

Lee espera que los envíos del Note 7 de este año se reduzcan a 12 millones de unidades desde una estimación anterior de 14 millones. Las pérdidas por los dispositivos afectados se calculan en alrededor de $1 millón, con cerca de 600 mil unidades vendidas en el extranjero.

El último movimiento se produjo solo días después de que Samsung retrasara el suministro a los transportistas, citando una necesidad de más pruebas. Informes de los medios en Corea del Sur citaron que los usuarios mostraron sus Note 7 carbonizados después de que se incendiaran durante la carga. A partir de ayer, se reportaron 35 casos a nivel mundial, dijo la compañía en un comunicado.

Samsung estima que reemplazará todos los dispositivos en un plazo de dos semanas.


Ver comentarios