Riesgosa sobreoferta de oficentros
Enviar

Espacios libres superan ya el 11%

Riesgosa sobreoferta de oficentros

Más oficinas sin demanda ponen en alerta a desarrolladores

Mientras la oferta de oficentros aumenta, van quedando más espacios disponibles sin ser adquiridos por empresas, lo cual comienza a convertirse en una ecuación riesgosa.

201308182327190.N22.jpg
El problema surge porque hay más empresas foráneas que ahora necesitan un menor espacio para operar y con servicios más especializados, así como el surgimiento de nuevas alternativas, que hacen que las compañías dejen de lado los oficentros.
Las oficinas de la Gran Área Metropolitana ocuparon poco más de un millón de metros cuadrados construidos en el primer trimestre de este año.
Esto representa un crecimiento de unos 124 mil m² en la oferta respecto al mismo periodo de 2012, indicó un análisis de Colliers International.
El problema es que aunque hay más oficentros, muchos quedan desocupados. En el primer trimestre de este año 130 mil m² estaban vacantes.
Esto equivale a un 11,6% de espacios libres en los primeros tres meses de 2013, cuando el año anterior era del 9,8%.
Normalmente, para decir que un mercado inmobiliario está completamente estable, la desocupación debe andar por el 5%, y nunca sobrepasar el 10%. Es decir, los oficentros ya rebasaron esta línea.
“Desde hace más de un año hemos visto la saturación de la oferta de oficentros, sobre todo de los que se denominan Clase A. La demanda se ha centrado en oficinas menos corporativas para empresas de servicios en zonas francas”, comentó Francisco Avilés, gerente general de la desarrolladora Edilicia.
El temor que existe es que este porcentaje de espacios libres siga aumentando, y que ocurra algo similar a lo que pasó en 2009, cuando producto de la crisis los espacios libres alcanzaron el 15%.
Si continúa aumentando la oferta a como lo está haciendo ahora, y a su lado disminuye la demanda más que la realidad actual, se podría percibir una sobreoferta en la construcción, dijo Aris Stamatiadis, gerente general de Colliers International.
Respecto a las causas, la primera de ellas es que las empresas que vienen del extranjero ahora buscan espacios más pequeños que un oficentro.
“El tipo de inversión cada vez se va sofisticando más, arrancamos con call centers, luego centros de servicios financieros que requieren profesionales más especializados, en atracción de inversión el país se va posicionando en requerimientos de más talento con unos 30 o 50 empleados”, explicó Stamatiadis.
Adicionalmente el surgimiento de competencia a los oficentros viene a representarles otro punto en contra. Tal es el caso de las miniciudades.
Para el primer trimestre de este año, un 22% de los desarrollos de oficinas correspondía a miniciudades.
Este es un concepto que engloba servicios más especializados y que aprovecha más el terreno al unir comercio, oficinas y residencias, entre otros.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

 

Ver comentarios