Logo La República

Miércoles, 23 de octubre de 2019



NACIONALES


Mujeres mayores de 45 años deben tener mejor control cardiaco

Riesgo de sufrir un infarto incrementa con llegada de menopausia

Obesidad, diabetes y fumado también inciden y pueden ocasionar muerte súbita

Karla Barquero [email protected] | Jueves 27 septiembre, 2018

Juliana Salas, cardióloga del Hospital Clínica Bíblica
“Luego de los 45 años y con la finalización del periodo de fertilidad, la falta de estrógenos coloca en riesgo a las mujeres”, advirtió Juliana Salas, cardióloga del Hospital Clínica Bíblica. Gerson Vargas/La República


Con la llegada de la menopausia el riesgo de sufrir un mal cardiovascular aumenta considerablemente y uno de los principales causantes es la falta de estrógenos.

Esa hormona no solo funciona en las mujeres para la reproducción, sino también para evitar el colesterol y fortalecer el corazón.

“No quiere decir que las mujeres mueren más a causa de un mal del corazón, pero luego de los 45 años y con la finalización del periodo de fertilidad, la falta de estrógenos coloca en riesgo a las mujeres”, aclaró Juliana Salas, cardióloga del Hospital Clínica Bíblica.

Lea más: Hospital Clínica Bíblica abrió su primera Clínica Cardio-Oncológica

Existen síntomas del infarto que las mujeres sufren con mayor frecuencia que los hombres y aunque en los últimos años se han puesto en marcha diversas campañas para advertir sobre los problemas cardiacos, se les restan importancia y son pasados por alto.

Dolores en el pecho, malestar opresivo en el cuello o brazo, sudoración excesiva y náuseas, son algunas de esas señales de alerta, las cuales una vez que aparezcan es preferible buscar a un médico cuanto antes.

“Es importante que las personas que han padecido o tienen alguno de los síntomas se realicen exámenes de laboratorio, electrocardiograma y pruebas de máximo esfuerzo para lograr darles un seguimiento médico especializado y que puedan seguir sus vidas de la forma más certera”, aconsejó la cardióloga.

Otro aspecto que debe ser tratado son los factores de riesgo como la obesidad, el fumado y los males crónicos como hipertensión o diabetes, ya que podrían provocar una muerte súbita.

Lea más: Hospital Clínica Bíblica se posiciona entre los siete mejores centros médicos de América Latina

“Una terapia hormonal no previene un infarto, pero sí ayuda en todo el proceso. La mejor receta para prevenir un infarto es cuidar el peso, hacer ejercicio diariamente, alimentarse de una forma saludable, evitar los carbohidratos y lo más importante es que si tiene más de 45 años realizarse exámenes con el especialista de forma regular”, aconsejó Salas.

Cuando se presenta un infarto debe intervenirse en menos de tres horas para evitar el fallecimiento y que el paciente no quede con secuelas en su órgano vital.

Una vez que sucede, existe entre un 20% y un 30% de probabilidad de sufrir nuevamente un infarto y es por esto que se insiste tanto en hacer cambios radicales en alimentación y evitar el sedentarismo.

Además, se recomienda evitar la automedicación.

Los chequeos

El 80% de los infartos se puede prevenir y esto está relacionado con el modo de vida. Cuando se presenta un síntoma es aconsejable buscar un médico para que le efectúe:

  • Exámenes de laboratorio
  • Electrocardiograma
  • Pruebas de máximo esfuerzo


Fuente: Hospital Clínica Bíblica


NOTAS RELACIONADAS


Clínica Bíblica renovó certificado internacional de calidad y seguridad

Viernes 16 diciembre, 2016

Diagnóstico oportuno, especialidades e instalaciones fueron evaluados






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.