¡Rey de las clavadas!
La versatilidad y poderío físico de Terrence Ross y sus vuelos para atacar el aro, le valieron el título de clavadas en el evento previo al Juego de las Estrellas de la NBA. Scott Hallernar-AFP/La República
Enviar

¡Rey de las clavadas!

Terrence Ross novato escolta de los Raptors brilló en los hundimientos

En un torneo deslucido por la ausencia de grandes nombres y superestrellas, el campeonato de volcadas o hundimientos de las Estrellas de la NBA, fue rescatado por dos jóvenes menores de 25 años quienes dieron un paso al frente y mostraron sus mejores piruetas y saltos.
Terrence Ross, escolta de los Toronto Raptors, y Jeremy Evans, alero de los Utah Jazz, llegaron hasta las últimas instancias en un mano a mano espectacular que al final se decidió por la votación del público, con un 59% para el gigante de los Raptors y representante de la Conferencia Oeste.
De esta manera, Ross se consagró como campeón de volcadas y arrebató el título a Evans, quien llegó como monarca y quedó cerca de meterse en una lista con Michael Jordan, Jason Richardson y Nate Robinson, como los únicos en ganar el título dos años consecutivos.
Por su parte, Ross es el segundo jugador en la historia de los Raptors en proclamarse ganador en este evento, luego que un peso pesado de la franquicia triunfara en la temporada 1999-2000, el alero Vince Carter, hoy en los Dallas Mavericks.
Entre los principales atractivos estuvo el selecto panel de jueces, todos memorables superestrellas de antaño y de los Houston Rockets, equipo sede del evento. Yao Ming junto con Clyde Drexler, Dikembe Mutombo, Hakeem Olajuwon y Rudy Tomjanovich (técnico bicampeón en los años 1994 y 1995) fueron los elegidos.
Ellos se encargaron de llevar a Ross y a Evans a la final del evento con la otorgación de sus puntajes, mientras que inicialmente compitieron contra rivales de su respectiva conferencia.
El Este además, mandó a escena a James White (New York Knicks) y a Gerald Green (Indiana Pacers), mientras que el Oeste se complementó con Kenneth Faried (Denver Nuggets) y Eric Bledsoe (Los Angeles Clippers).
Uno de los momentos más dramáticos y emotivos fue cuando Ross realizó una corta carrera desde el lado del aro, tomando una pelota que rebotó en el lateral del tablero y la metió con fuerza a una sola mano, todo ello mientras llevaba puesto un jersey de Carter.
Por otro lado, el clásico torneo de triples fue para el base australiano Kyrie Irving, de los Cavaliers de Cleveland, ganador de la primera ronda del concurso en la Conferencia Este.
En la gran final el oceánico superó al pívot canadiense Matt Bonner, de los Spurs de San Antonio, al anotar 23 puntos y dominar con los tiros desde cualquiera de los cinco puestos donde estaban colocados los balones, incluidos los siete de la primera estación.
Irving, que además jugó ayer el Partido de las Estrellas con el equipo de la Conferencia Este, se quedó a dos puntos de empatar la mejor marca que tienen establecida Craig Hodges y Jason Kapono, con 25 puntos cada uno.
Bonner, conocido como “The Red Manba”, consiguió 20 puntos en la final, mientras que en la primera también anotó 19, la mejor puntuación de los seis jugadores participantes en el concurso.

Sergio Alvarado
Para La República y EFE

Ver comentarios