Logo La República

Lunes, 15 de abril de 2024



NACIONALES


Contención del gasto y hasta rebaja de tributos condicionan planes

Nuevos impuestos con renta global generan recelo y no rechazo absoluto entre diputados

Rodrigo Chaves pretende negociar cambio en sistema tributario con el FMI a partir de septiembre

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Jueves 07 julio, 2022


Eli Feinzaig, líder del Liberal Progresista en el Congreso y Sofía Guillén del Frente Amplio, no cerraron la puerta a discutir una renta global. Archivo/La República.
Eli Feinzaig, líder del Liberal Progresista en el Congreso y Sofía Guillén del Frente Amplio, no cerraron la puerta a discutir una renta global. Archivo/La República.


Si el gobierno de Rodrigo Chaves quiere validar la renta global en el país, deberá hacer grandes esfuerzos para contener el gasto y hasta valorar la rebaja de otros impuestos.

Lea más: Daniela Rojas: “No apoyaremos ningún impuesto o impuesto solapado”

Y es que la reforma tributaria que el gobierno negociaría con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el mes de septiembre, genera cautela entre los líderes de la oposición, pero no rechazo absoluto, ya que no se conoce todavía el contenido del proyecto.

Lo que sí está claro, es que la propuesta que había hecho el gobierno de Carlos Alvarado sobre este tema, no tiene viabilidad política, por lo que Chaves debería presentar una nueva alternativa.

La renta global implicaría una reforma tributaria que permitiría englobar todos los ingresos de una persona física o jurídica para calcular un gravamen.

Lea más: Amenaza de más impuestos revive con renta global

Por ejemplo, un asalariado que no paga impuestos por su salario en estos momentos, podría pagar un nuevo tributo al agruparse otros ingresos percibidos, como dietas, alquileres y otros ingresos y en el caso que sus rentas sumen más del mínimo exonerado por ley que anda por ¢860 mil al mes, tendría que pagar el tributo de renta.

En principio, no se trataría de un nuevo gravamen, según el gobierno, pero en la práctica sí funcionaría de esta manera para miles de contribuyentes.

“La renta global podría ser considerada seriamente si se cumplieran dos condiciones. La primera es que se conozca en el contexto de una reforma para rebajar los impuestos y en segundo lugar, se podría considerar si se percibe el esfuerzo del gobierno por controlar el crecimiento del gasto público”, dijo Eli Feinzaig, jefe de fracción del Liberal Progresista.

En el caso de la bancada izquierdista del Frente Amplio, se está abierto al diálogo de la medida, siempre y cuando, se trate de una reforma tributaria progresista.

Esto, porque la propuesta que dejó el gobierno de Carlos Alvarado solo incluía a las personas físicas y no a las jurídicas, además, de fomentar una orientación progresiva, dijo Sofía Guillén, economista y diputada de esa fracción.

Mientras tanto, las bancadas del PLN y el PUSC fueron también cautas y no rechazaron la propuesta del todo, aunque advierten que poner nuevos impuestos podría ser contraproducente con los esfuerzos de generar empleo y atraer inversión extranjera.

En todos los casos, los diputados están a la espera de conocer a fondo el proyecto.

Este martes, Nogui Acosta, ministro de Hacienda, dio a conocer que el gobierno de Chaves renegociará con el FMI el acceso a más crédito, a cambio de varias reformas. Hasta el momento, el gobierno y ese organismo multilateral tienen un acuerdo ampliado por $1.778 millones.


Voces legislativas


A partir de septiembre el gobierno de Rodrigo Chaves negociará con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la aprobación de la renta global, a cambio de mayor acceso a crédito.
Esto es lo que piensan algunos líderes del Congreso:

Eli Feinzaig

Jefe de fracción
Liberal Progresista


La renta global podría ser considerada seriamente si se cumplieran dos condiciones.

La primera es que se conozca en el contexto de una reforma para rebajar los impuestos, porque la renta global, al poner todos los ingresos de las personas en una misma olla, lo que haría en las condiciones actuales, es subir la tasa de impuestos que ya pagan las personas y eso es absolutamente inaceptable.

En segundo lugar, se podría considerar la renta global si se percibe el esfuerzo del gobierno por controlar el crecimiento del gasto público y ojalá reducción del gasto, pero ya hay señales que no será así por la regla fiscal y el descongelamiento de plazas.

Sofía Guillén

Diputada
Frente Amplio


Creo que podemos discutir una propuesta de este tema.

Sin embargo, debemos conocer primero cuál es el contenido del proyecto ya que una versión anterior que dejó el gobierno de Carlos Alvarado excluyó a las personas jurídicas de la renta global, recayendo con mucha fuerza sobre las personas físicas y eso es muy pesado para la gente.

Si esta reforma no se diseña bien,no contará con nuestro apoyo, nosotros abogamos por un cambio tributario progresivo.

Daniela Rojas

Jefa de fracción
Unidad


Es un tema que debemos revisar con lupa. Todavía no hay una posición de fracción.

Lo que sí estamos claros y cerramos la puerta del todo, es a nuevos impuestos o impuestos solapados que lleguen a encarecer aún más el costo de vida de los costarricenses y desincentivar la atracción de inversión y la generación de empleo.

Paulina Ramírez

Diputada
PLN


Específicamente la propuesta que presentó el anterior gobierno tenía muchas debilidades técnicas y jurídicas que no son aceptables.

El actual texto no globaliza, no aplica deducciones, solo incluye personas físicas y baja el mínimo exento. Yo creo que más bien la actual versión debe archivarse.

Ahora que el Ministro de Hacienda dice que va a impulsar Renta Global, habrá que espera qué propone.

No lo hemos hablado todavía. El actual texto no debería aprobarse.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.