Enviar

La creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales. Esta es la definición más genérica, de este importante “ingrediente” que permite generar emprendimientos exitosos.

Pensar es un ejercicio y la creatividad es, por así decirlo; “una de las escuelas del pensamiento”. Esta corriente se desarrolla en dos ámbitos, uno es la realidad circundante y el otro la imaginación espacial.

En la realidad que nos rodea encontramos la cotidianidad, por un lado, todo lo que ya existe y por otro todo lo que aún no se crea y que se manifiesta como necesidad o deseo. En esa brecha se propicia la oportunidad del pensamiento creativo, que responde a la pregunta ¿Cómo se puede satisfacer una necesidad identificada? Y es en este instante que la imaginación comienza a trabajar, una lluvia de ideas se apodera de la mente (en algunos casos puede haber sequía).

Pensar de manera creativa puede enfrentar algunas barreras e inconvenientes. Por ejemplo, menospreciar la capacidad creativa, afirmar que se carece de creatividad, disponer de poco tiempo para crear o idear, son algunas las justificaciones que he escuchado.

En Zeitgeist 2012 Sir Ken Robinson habló de este tema https://www.youtube.com/watch?v=-iQJFr6_ki0 estoy seguro de que le resultará agradable sacar los minutos necesarios para ver este vídeo y conocer la relación que propone este reconocido conferencista sobre la creatividad y la inteligencia.

Me gustaría decirle que existe una fórmula mágica para renovar la creatividad, pero lamentablemente creo que no existe o al menos no la conozco, pero si le puedo sugerir tres cosas que ayudan a estimular el pensamiento creativo y que le permitan renovar esta corriente del pensamiento.

Espacios óptimos para crear: puede ser en su casa, en su oficina o incluso en un lugar fuera de estos ámbitos donde usted establezca una zona creativa. Un lugar donde entre en total comodidad. Preferiblemente que sea espacio con muy buena ventilación (para oxigenar el cerebro), adecuada iluminación y aromas agradables, despertar los sentidos alimenta la imaginación espacial. Si establece este espacio en su emprendimiento puede servir para hacer talleres creativos con sus equipos de trabajo.

Hábitos creativos personales: ¿Qué libro está leyendo? ¿Qué música escucha? Más importante ¿Qué nuevas cosas está experimentando? El cerebro requiere estímulos para que la mente cuente con insumos suficientes cuando es llamada a generar ideas. Formas, colores, usos, aromas, actividades, etc.

Bitácora de su creatividad: Leonardo Da Vinci lo hacía ¿por qué nosotros no?, es importante llevar una libreta con nuestras ideas (bien puede crearse de manera digital), lo importante es que ninguna idea se deseche con los primeros obstáculos, más adelante puede ser útil y lograr la manera de implementarla.

Le invito a ver este vídeo y conocer otras maneras para estimular la creatividad https://www.youtube.com/watch?v=gKZTtBNTnsQ. Lo principal es ser consciente de la importancia que representa esta corriente del pensamiento humano, sin importar el nivel de creatividad que considere tener, es necesario estimular los sentidos para nutrir la mente y de manera orgánica mejorar la capacidad creativa para los emprendimientos. Gracias por leerme.

Ver comentarios