Reforma a cooperativas atizaría competencia con bancos
“La reforma nos exige un gobierno corporativo sólido y una excelente gestión de riesgos”, resumió Johnny Saborío, gerente general de Coopecaja. Gerson Vargas/La República
Enviar

Las cooperativas podrían captar y prestar dinero a no asociados tal como lo hacen los bancos, si prospera una reforma a la Ley de Intermediación Financiera de las Cooperativas, atizando la competencia en el mercado.

En principio, esas asociaciones no tendrían las mismas responsabilidades fiscales ni la vigilancia en las operaciones que tienen los bancos, ya sean públicos o privados, y ofrecerían productos similares e inclusive con rendimientos más atractivos.



La iniciativa ha encontrado dos contrapuntos: por un lado, las cooperativas consideran que el plan ensanchará el abanico de productos financieros que se les puede ofrecer a los usuarios; por el otro, la banca y entidades reguladoras concuerdan en que es algo altamente riesgoso.

“Consideramos muy positivo el proyecto porque permite brindar servicios financieros a los asociados que hoy no les es posible, esto significa que pueden contar con productos que hoy deben gestionar en los bancos comerciales, pero con más ventajas”, destacó Johnny Saborío, gerente general de Coopecaja.

No pagar el peaje bancario al Sistema de Banca para Desarrollo, estar exento de otorgar el 10% de sus utilidades netas anuales al Instituto de Fomento Cooperativo y tampoco tener que pagar el 30% del Impuesto sobre la Renta, son algunas de las ventajas que tendrían las cooperativas y que exasperan a la banca.

“Si existe interés de fortalecer la actividad de las cooperativas, otorgándoles la oportunidad de incursionar en nuevos negocios, lo correcto es someterlas a los mismos requerimientos regulatorios que al resto de competidores y aplicarles el mismo régimen contributivo”, aseveró María Isabel Cortés, presidenta de la Asociación Bancaria Costarricense.

Entre tanto, las autoridades reguladoras como el Consejo de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y el Ministerio de Hacienda, creen que en el panorama financiero nacional existen muchos actores y que lo correcto sería aplicar la misma legislación a todos.

Además señalan que uno de los grandes retos para las cooperativas sería contar con un gobierno corporativo sólido para evitar anomalías con los recursos.

“Tratamos de crear un ambiente en el que todos los participantes tengan las mismas condiciones; este proyecto no cumple con esa primicia, no podemos permitir el riesgo de que aprendices en esta materia manejen recursos de terceros”, sentenció Luis Carlos Delgado, presidente de Conassif.

Por su lado, las cooperativas sostienen en que no incumplen con los requerimientos jurídicos.

“Las cooperativas estamos sujetas al mismo marco normativo y de supervisión que el resto de las entidades y este proyecto no cambia en ningún aspecto ese hecho, ya que actuamos en conformidad con el artículo 4 de esta Ley, el cual hace referencia a la estructura interna y gestión de riesgo”, comentó José Eduardo Alvarado, gerente general de Coopenae.

Ver comentarios