Enviar
Iniciativa de construir planta en el país para la región quedó descartada

Refinería Mesoamericana muere en el intento

Natasha Cambronero
[email protected]

El proyecto que pretendía construir una refinería de petróleo para la región mesoamericana en el país quedó prácticamente descartado.
Esto debido a que ninguna de las empresas previamente seleccionadas participó en el concurso el mes pasado.
Inicialmente, la compañía Ecopetrol de Colombia, Valero Energy de capital estadounidense, la japonesa ITOCHU y la hindú Reliance estaban interesadas en la construcción de la Refinería Regional Mesoamericana; sin embargo, no presentaron su oferta cuando se abrió la licitación.
“Este proyecto lleva ya muchos años y no se ha concretado, entonces ya no se va a llevar a cabo y además ha perdido interés para los inversionistas”, aseguró Roberto Dobles, ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
El desinterés por parte de los inversionistas se debe a que en México se redujo el crudo disponible. En un principio se iba a disponer de 230 mil barriles en un periodo de 20 años, pero esta cantidad posteriormente disminuyó a 80 mil barriles en ocho años, ya que el mayor yacimiento de petróleo se está agotando más rápido de lo que se pensaba.
Otro de los factores que afectaron de igual forma la construcción de esta refinería fue el hecho de que estén construyendo otras plantas similares en la región, como ocurre en Panamá.
“Se están haciendo mega-refinerías en la región, además en el Caribe se están ampliando otras, estos factores incidieron en que el proyecto empezara a perder interés para los inversionistas”, añadió Dobles.
Esta iniciativa que se planteó en 2006, pretendía mediante inversión privada y crudo mexicano abastecer con petróleo a los diez países que integran la región mesoamericana.
Ante esta situación, ahora el Gobierno pretende promover con mayor fuerza la ampliación y modernización de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).
Esto mediante un convenio que Recope firmó con la Corporación Nacional Petrolera de China (CNPC).
De acuerdo con los planes, la nueva refinería tendría una dimensión para destilar aproximadamente 60 mil barriles de crudo cada 24 horas, con lo que aumentaría su capacidad en al menos 10 mil barriles.
“Se firmó un convenio con CNPC, ya se estableció un comité consultivo, tres funcionarios de CNPC y tres de Recope, el proyecto va bastante avanzado, ya se han hecho estudios, falta determinar los mecanismos en los que esta inversión se realizaría; el fin de semana pasado altos jerarcas de ambas instituciones se reunieron para conversar los mecanismos de financiamiento”, afirmó Dobles.
La nueva refinadora de Recope que, costaría entre $800 millones y $1.000 millones permitiría además modernizar la tecnología con la que actualmente cuenta y ser más eficientes en la producción de los derivados del petróleo.


Ver comentarios