Redes dedicadas garantizan operaciones empresariales
“El Internet de punto a punto establece una conexión entre el proveedor y el cliente, y esta red no es compartida con ningún usuario para garantizar la disponibilidad del servicio”, dijo Valeria Pineda, gerente de ventas del operador de telecomunicaciones. Gerson Vargas/La República.
Enviar

Contratar servicios de Internet de infraestructura dedicada asegura el respaldo de datos, compartir archivos pesados y realizar operaciones en línea más rápida y eficientemente que los planes de negocios tradicionales.

El servicio consiste en llevar Internet desde el proveedor hasta donde se encuentra el usuario de manera directa, lo que significa que el cliente recibe el servicio en una red exclusiva que no se comparte con ningún otro usuario, situación que evita inconvenientes que afectan la conectividad.

Uno de los operadores que ofrecen esta tecnología en el país es la empresa Boomerang Wireless, que desde hace más de dos años brinda sus servicios para pequeñas y grandes empresas.

El operador trabaja mediante una infraestructura propia de fibra óptica y redes inalámbricas, que son usadas para proveer Internet de manera directa, desde los equipos de Boomerang hasta el cliente.

“El servicio que brindamos viene directamente de Estados Unidos por lo que no utilizamos servicios de Internet de empresas locales y lo hacemos para garantizar la velocidad y disponibilidad aun en horas pico”, explicó Tyson Ennis, gerente general de Boomerang Wireless.

Además de la velocidad, el diseño de la infraestructura de la empresa permite a los clientes obtener conexiones flexibles, privadas y seguras, además de manejar el transporte de volúmenes de datos en el menor tiempo.

El hecho de que la empresa tenga conectividad con el país norteamericano significa que mantiene su propia capacidad de ancho de banda y no establece límites de velocidad en el servicio.

Boomerang ofrece paquetes de servicio de un mínimo de 5 Mbps (megabites) hasta la cantidad de velocidad que requiera el cliente, con un costo de $125 mensuales por 10 Mbps para pymes y $300 a nivel corporativo.

“Si la persona requiere 100, 200 o más megas de velocidad por fibra óptica o inalámbrico se lo podemos dar porque no tenemos un máximo, si el cliente contrata una cantidad específica la modalidad dedicada le asegura esa misma velocidad para descarga y subida de información”, comentó Valeria Pineda, gerente de Ventas del operador de telecomunicaciones.

De la misma manera en que las redes se pueden aprovechar para proveer Internet dedicado, la infraestructura se puede usar para el transporte de datos, que consiste en crear una red o conexión privada entre las distintas sucursales de una empresa.

“Este servicio se puede aprovechar para ver videos de vigilancia, compartir sistemas de contabilidad, CRM o cualquier otra aplicación, el transporte de datos puede ser clave para que una empresa aumente su productividad a través de una comunicación rápida entre sucursales”, agregó el gerente.

Infraestructura dedicada

Las redes de fibra óptica y wireless se pueden utilizar para ofrecer dos servicios empresariales.

  • Internet: Se establece una conexión de punto a punto sin compartir con otros clientes para asegurar las mismas velocidades de subida y descarga.
  • Transporte de datos: Permite establecer comunicación a través de una red o conexión privada para enviar datos de una sucursal a otra de manera rápida.
Ver comentarios