Enviar
Miércoles 19 Marzo, 2014

Debemos construir propuestas de país donde la inclusión, las identidades, la innovación y la sostenibilidad sean pilares sobre los cuales se base el nuevo modelo de desarrollo


Recursos estratégicos, geopolítica y energía

El rasgo característico que marca la pauta de la política internacional en el siglo XXI, así como el de la geopolítica y la geoestrategia, es el del control y acceso a fuentes de materias primas y recursos naturales cada vez más escasos y considerados como estratégicos. Ya que son precisamente aquellos de los cuales depende por completo la economía-industria global.
Esto genera una dependencia estratégica de ciertas naciones hacia dichos recursos, que en muchas ocasiones se encuentran fuera de sus fronteras, por lo que deben salir a buscarlos sin importar el costo.
¿Cuáles son algunos de esos recursos por los que luchan hoy los países? El petróleo, el agua, el gas natural, carbón, uranio, la biodiversidad, etc.
Es en esta coyuntura que debemos empezar a realizar cambios verdaderamente significativos en nuestros modelos de desarrollo y estilos de vida.
Por ello es menester proteger y resguardar de forma soberana los recursos naturales con los que cuentan nuestro país y región.
Hay que incluir la naturaleza dentro de la ecuación del desarrollo, no como fuente inagotable y explotable ad infinitum, sino como parte indispensable para nuestra vida y la vida del planeta, que sin ella, simplemente desaparecemos.
En segundo lugar, emprender la transición hacia una economía verde y libre de hidrocarburos. No podemos seguir bajo la lógica del carbón, típica de la revolución industrial del siglo XIX.
En Costa Rica podemos marcar la diferencia e independizarnos del uso de combustibles fósiles, en 2014 hay que recuperar la capacidad para dialogar y llegar a acuerdos que permitan concretar un objetivo común con visión estratégica, con la madurez política suficiente para no poner intereses personales o partidarios por encima del bien común y la naturaleza.
Por otro lado, seguir en la línea de construir propuestas de país donde la inclusión, las identidades, la innovación y la sostenibilidad sean pilares básicos sobre los cuales se base el nuevo modelo de desarrollo, sociedad, política y comunidad del presente-futuro, uno que avance hacia un bien-vivir.
En cuarto lugar y como bien lo ha expuesto Manuel Mora Salas, hijo del Benemérito de la Patria, Manuel Mora Valverde, en Costa Rica debe crearse un Instituto Nacional de Estudios Estratégicos, con carácter científico, que se encargue de llevarles el pulso a la coyuntura geopolítica y a las relaciones internacionales, con el fin de que pueda servir de apoyo a los gobiernos de turno para que conozcan la realidad inmediata del mundo, así como para establecer una política exterior acertada, inteligente y protagónica, poniendo como prioridad al país y su seguridad. Esto permitiría tener una claridad sistémica con respecto al mundo del siglo XXI, sus volátiles cambios, transformaciones y grandes tendencias geopolíticas, geoeconómicas y por ende geoestratégicas, que puedan afectar de una u otra manera a este pequeño país rico en recursos.

Mauricio Ramírez