Logo La República

Domingo, 29 de marzo de 2020



ACCIÓN


Realice senderismo con su perro sin comprometer su bienestar

Walter Herrera [email protected] | Lunes 21 mayo, 2018



Cada fin de semana es imposible no encontrar en algún rincón del país una carrera de atletismo. Miles de costarricenses se unieron a esta pasión que mueve masas y fomenta el deporte, ejercicio y salud.

Sin embargo, muchos otros también buscan practicar senderismo en los maravillosos paisajes y terrenos que ofrece nuestro país y lo combinan con otro miembro de la familia.

Nos referimos a los perros.

La buena noticia es que el senderismo con perros es una gran idea tanto para el animal como para su dueño.

Si bien es una actividad beneficiosa y segura, todavía son muchas las dudas que se tienen acerca de ella.

Por ello, ACCIÓN conversó con Esteban Hernández, médico veterinario del Hospital Veterinario Neurovet para conocer cuál es el proceso adecuado para que dueño y mascota tengan una experiencia inolvidable.

“Se recomienda que un perro tenga al menos una hora de ejercicio diario. Para que un perro lo acompañe por ríos o montañas, todo va a depender de su condición física. Al igual que una persona, deben aumentarse las cargas de ejercicio paulatinamente”, aseguró el doctor Hernández.

Antes de pensar en hacerlo, al can se le debe hacer una revisión general con un especialista.

Se le revisarán su peso, articulaciones, funcionamiento del corazón e incluso se le podría realizar un electrocardiograma en lo que son pruebas muy similares a las que debería hacerse una persona.

Una vez que tenga el aval de un profesional, sométalo a un régimen de entrenamiento durante las semanas previas a la excursión.

Es necesario que el animal esté acostumbrado a la clase de ejercicio que realizará durante el viaje. Por eso con caminatas cortas diarias, que vayan aumentando su duración, las patas del perro se fortalecerán.

Si el animal nunca ha tenido contacto con superficies irregulares, es muy posible que una lesión en sus almohadillas le suceda. Se recomienda compran algún tipo de botín especial para no ponerlo en riesgo.

“Los organismos funcionan igual, es poco probable que un perro sufra de un infarto por ejercicio como a nosotros o tenga una falla cardiaca, es muy poco probable. El perro es un animal de resistencia y está diseñado para eso, obviando algunas razas”, añadió Hernández.

Además, el animal fácilmente da muestras de cansancio para detenerse y reponer energías.

El dueño debe detectar la intención del perro en detenerse o bajar su ritmo de caminata, incrementa el jadeo y la saliva se vuelve espesa, en forma de espuma al lado de su hocico.

Es importante reconocer estos elementos ya que podría sufrir un golpe de calor si no se controla.

Si el perro se ve muy cansado, el médico recomienda detenerse y darle agua, incluso bañarlo para bajarle la temperatura.

Para que ambos estén cómodos mientras recorren los senderos, es importante utilizar un arnés en lugar de correa. Este va a lo largo de su cuerpo y no se ubica alrededor de su cuello. Por lo general resultan más cómodos y la tela es más suave, lo cual evita una lesión en la piel por el roce.

De seguir todas las recomendaciones y previsiones del caso, esta práctica deportiva entre animal y persona es totalmente aprobada por los veterinarios.

“Es totalmente aceptado siempre que se dé bajo las condiciones adecuadas”, concluyó Hernández, médico veterinario del Hospital Veterinario Neurovet en San Pedro.

Y recuerde llevar una bolsa de plástico para limpiar los desechos de la mascota.


NOTAS RELACIONADAS


Dejó su trabajo para pasear y hospedar perros

Martes 27 marzo, 2018

A corto plazo, la empresa pretende concretar los proyectos audiovisuales y darles popularidad; para más adelante, la idea es añadir servicios de Grooming, terapia física, veter...





© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.