Rajoy más presionado en tanto sus aliados reconsideran apoyo
Mariano Rajoy, primer ministro de España habla en el Parlamento en Madrid. Bloomberg/la República
Enviar

Mariano Rajoy, presidente en funciones de España, que la semana pasada perdió un voto de confianza en el Congreso, experimenta nueva presión en momentos en que sus rivales endurecen su oposición y los aliados reevalúan su apoyo.
Los oponentes, en un arco que va desde el Partido Socialista hasta el grupo anti-austeridad Podemos, reiteraron su negativa a respaldar a Rajoy para un segundo periodo. Sus aliados del partido liberal Ciudadanos pidieron un candidato “viable” y dijeron que no participarán en otro intento frustrado de formar gobierno con Rajoy.


“Lo que piden los españoles a sus representantes políticos es que por lo menos hablemos y propongamos soluciones a la parálisis derivada de la no investidura de Rajoy”, dijo el líder socialista Pedro Sánchez en una conferencia de prensa en Madrid. “Tendremos que encontrar una solución entre todos”.
Si bien su Partido Popular obtuvo la mayor cantidad de escaños en el Congreso en las elecciones de junio, Rajoy no ha logrado obtener apoyo para formar gobierno dado que la mayor parte de los grupos se niegan a llegar a un acuerdo con él y mencionan una serie de casos de corrupción en que están involucrados altos funcionarios del PP. Rajoy ha insistido en que no hubo conducta inapropiada alguna, mientras que sus rivales sostienen que ha perdido legitimidad para encabezar un gobierno luego de la serie de escándalos políticos.
Sánchez endureció su posición respecto de Rajoy luego de que el gobierno nominara el viernes al exministro de Industria José Manuel Soria para un cargo en el Banco Mundial en el que ganará unos $250 mil al año. Soria abandonó el gobierno de Rajoy este año luego de que su nombre apareciera en los Papeles de Panamá, una investigación que reveló detalles sobre cuentas financieras en el exterior.
La designación de Soria podría resultar “difícil de entender para mucha gente”, dijo Alberto Núñez Feijóo, que encabeza el gobierno de Galicia y busca un tercer periodo como candidato del PP.
Sánchez dijo que la designación de Soria demostraba por qué los socialistas no pueden dar su apoyo a Rajoy. Agregó que dialogaría con otros partidos políticos para explorar alternativas a un gobierno encabezado por Rajoy, pero no se propuso como candidato a encabezarlo.
Por su parte, Ciudadanos, favorable al mercado, pidió a Rajoy que explicara la decisión y dijo que su acuerdo de alianza con el PP para formar gobierno expiró luego de que este perdiera la votación, lo que plantea dudas sobre un futuro apoyo.


Ver comentarios