Rajoy se aleja de acusaciones sobre sobornos
Treinta y siete personas están acusadas de participar en una organización de corrupción para ayudar a financiar las operaciones del Partido Popular de Rajoy. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente de España, Mariano Rajoy, esquivó las preguntas de los letrados que procesaban a sus ex compañeros de partido cuando éstos intentaron vincularlo a una supuesta organización de sobornos manejada desde la sede central del grupo.

Rajoy dijo que nunca había tenido nada que ver con las finanzas del partido, a pesar de ser candidato en cuatro campañas electorales y actuar como presidente desde 2004. Insistió en que nunca supo nada acerca de presuntos pagos en efectivo a miembros del partido.

El presidente del Gobierno afirmó que hay una separación clara entre la parte política y la parte económica, y argumentó que sus responsabilidades eran políticas, no de contabilidad.

Rajoy es el primer presidente en el poder de la era democrática de España que testifica en un juicio penal.

Treinta y siete personas están acusadas de participar en una organización de corrupción para ayudar a financiar las operaciones del Partido Popular de Rajoy, incluido el extesorero, Luis Bárcenas, quien se ha declarado inocente y optó por no asistir a la sesión.

El presidente había pedido comparecer por teleconferencia, diciendo que estaba demasiado ocupado para asistir a la sala de audiencias, pero los jueces insistieron en que compareciera en persona.

El abogado de la acusación, Mariano Benítez de Lugo, se enfrentó al juez, expresando su frustración a medida que las preguntas eran declaradas no pertinentes. Mientras tanto Rajoy ganaba confianza, riendo entre dientes y ocasionalmente provocando a su interrogador.

Ver comentarios