Enviar
¿Quién alzará la Copa?

Cuando se realiza un Mundial, cada persona justifica sus pronósticos con amplios argumentos. Imaginemos que preguntáramos a pensadores en diversos campos cuáles son las condiciones que debe tener un equipo para ser el campeón. ¿Qué nos dirían? Acudamos a citas textuales de ellos para especular sobre sus respuestas.
“Las buenas actitudes no garantizan el éxito, pero las malas aseguran el fracaso.” Esta advertencia de J. Maxwell es crucial; los equipos evidencian en la cancha lo que son en el camerino. Cada actitud positiva suma y las negativas son goles en contra, incluso antes de competir. Basta con que un jugador ponga el freno en su desempeño para que su equipo no esté al 100% y eso ya es un marcador adverso.
Ray Kroc afirma: “Ninguno de nosotros es más importante que el resto de nosotros.” Llegan lejos los equipos integrados por personas que juegan para sus compañeros, que poseen la humildad para saber que solamente unidos serán campeones. Para Kroc, “usted está creciendo mientras esté verde. Tan pronto se madure comienza a podrirse.” Esta hambre por superarse para beneficiar al equipo, siembra la semilla de la cohesión, pilar difícil de tumbar por rivales que apenas son un rejuntado. “Debemos aprender a vivir juntos como hermanos o pereceremos como necios,” dijo Martin Luther King Jr.
¿Cómo derrotar a un equipo que “se la cree” y que jamás se rinde? El trofeo lo levantarán los persistentes. Robert Strauss insinúa: “El éxito es como luchar contra un gorila. Usted no deja de luchar cuando está cansado, sino cuando el gorila lo esté.” Los que no den nada por ganado o perdido hasta que suene el silbato final estarán más cerca de triunfar.
Ganarán los que mejor se aferren a su ilusión y no se desmotiven ante los problemas para concretarla. Nietzche dijo: “Quien tiene un “por qué” podrá soportar cualquier “cómo” y no descansará hasta llegar a su meta.” Maxwell agrega que los equipos deben tener el tamaño de sus sueños; eso les hará conscientes de la magnitud del trabajo necesario para ser campeón.
Finalmente, se llega a la grandeza siendo grandes en la actitud de servicio al equipo. La Madre Teresa aporta una sabia propuesta: “Puedes hacer lo que no puedo. Puedo hacer lo que no puedes. Juntos podemos hacer grandes cosas.” A lo que Séneca acota: “Usted debe vivir para otros si desea vivir para usted.”
Si estos son los requisitos para ganar una Copa: ¿Está su equipo preparado para lograrlo?

German Retana
[email protected]

Ver comentarios