Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Quema de combustibles para electricidad crece un 88%

Vanessa Chaves [email protected] | Lunes 20 septiembre, 2010



Alza se debió a disminución en los caudales de las plantas hidroeléctricas
Producción termoeléctrica aumentó casi un 90%
ICE analiza la posibilidad de solicitar un ajuste de tarifas en noviembre; industriales temen que ello les reste competitividad

La caída del caudal de los ríos y embalses que se explotan para la producción eléctrica y el aumento en la demanda provocaron un gran repunte en la producción de energía a partir de combustibles fósiles, que es hasta siete veces más cara que la producida con recursos limpios.
En lo que va del año, la producción de energía termoeléctrica, como se conoce a la producida a partir de diésel y búnker, creció un 88%.
Ese repunte en la compra de combustibles podría costarles caro a los usuarios pues el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) afina una solicitud de ajuste en las tarifas eléctricas que se presentaría en noviembre.
Solo en los primeros ocho meses, el ICE produjo 573 millones de kilovatios hora (kWh) para abastecer la demanda, en tanto que en el mismo periodo de 2009 la producción con materiales fósiles apenas alcanzó los 305 millones de kWh.
Para atender ese aumento, el ICE se vio obligado a adquirir 84 millones de litros más de combustible que en igual periodo de 2009.
Esa inversión en derivados del crudo representó al ICE un gasto por el orden de ¢36 mil millones más en relación con los primeros ocho meses del año anterior.
El ICE justifica con tres razones el aumento en la demanda de energía termoeléctrica. La primera es la caída de los caudales en las plantas de Cachí, Río Macho, Arenal, Toro y Peñas Blancas, con mayor intensidad en febrero, marzo y abril, debido al fenómeno El Niño.
“Solo en Arenal, los caudales bajaron un 57% en febrero y un 40% en marzo”, comentó Greivin Mayorga, gerente de Electricidad del ICE.
Los otros dos factores que impidieron una mayor producción eléctrica con recursos limpios fueron la llegada tardía del invierno y que la recuperación de la economía aumentó el consumo de energía.
Ante esta situación algunos industriales se muestran en contra de una posible alza en el costo de la electricidad, argumentando que el sector está perdiendo competitividad por el aumento de ese insumo.
“En 2009 se dio un alza en la tarifa de un 33% y en 2010 de un 12%, cuando la inflación fue del 4,05% y el 5% respectivamente”, dijo Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la Cámara de Industrias.
La petición de alza que analiza el ICE deberá presentarla ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos. Ahí se deberá estudiar la propuesta para determinar si procede y en qué porcentaje; el plazo que puede llevar la toma de esta decisión oscilaría entre dos y tres meses.
La última petición de aumento de las tarifas que realizó el ICE se recibió el 20 de noviembre de 2009 y fue del 10,5%.

Vanessa Chaves
[email protected]