Pedro Oller

Pedro Oller

Enviar
Martes 18 Mayo, 2010


¡Qué descaro!


Señores (as)
Directorio de la Asamblea Legislativa
Presente
Los suscritos Diputados y Diputada solicitan que se ponga a despacho y continúe su trámite, el siguiente proyecto de ley:
Nombre del Expediente: “REFORMA DEL ARTICULO 2 Y DEROGATORIA DEL ARTICULO 5 DE LA LEY DE REMUNERACION DE LOS DIPUTADOS DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA, LEY N7523 DE 9 DE AGOSTO DE 1993 Y SUS REFORMAS”
FIRMAN
Walter Céspedes Salazar Justo Orozco Alvarez
PUSC Renovación Costarricense
Carlos Avendaño Calvo Viviana Martín Salazar
Restauración Nacional PLN
A mano, porque claramente no figuraban en la lista original, Víctor Emilio Granados Calvo, del PASE, y Danilo Cubero Corrales, del Movimiento Libertario. Y por sus propias pistolas, reportaba este diario el viernes anterior, no solo seis sino 45 diputados empujan la carreta para inmolarse a billetazos. Solo el PAC y el Frente Amplio no.
¿Votó usted por alguno de los diputados que forman el movimiento para aumentarse más del 60% del salario entrando apenas al Congreso? Pregunta mejor: ¿Si el Dr. Who le permitiera regresar en el tiempo, votaría igual?
Otras: ¿Cuánto recibió usted de aumento salarial el año pasado, los últimos cuatro, los últimos diez? Si es de los que laboran por su cuenta, ¿cuánto más trajo a casa el año, cuatrienio o década anterior? ¿Un 60% más de qué, ha tenido que soportar en ese periodo? Si la respuesta es indignación, multiplíquelo exponencialmente al momento en que este despropósito se vote.
¿Para qué seguir hablando de ese asunto si su repudio ha sido generalizado y bien difundido? Porque el asalto a mano armada se quiere callar pero no archivar y peligra convertirse en ley.
Dice LIttle Miss Sunshine (nueva jefe de fracción del PLN) que quieren hacer la diferencia. ¡Vaya si lo han hecho! Para el Ministro de la Presidencia el asunto es dignificar salarios. Lástima que al ser solo los de algunos vivazos, el efecto sea denigrante para todos que los pagamos por igual.
Una Asamblea autogratificante y un Ejecutivo complaciente. Concesiones recíprocas a costa nuestra.
“Aumento a diputados: Si no faltan al trabajo, reforman el reglamento para no bloquear proyectos de importancia, que se ganen eso y más.” ¿Qué motivará a un ex ministro para twittear así la semana anterior o al anterior responsable de la hacienda pública para ahora servirse de ella? Seguramente el saber de reservas escondidas en momentos en que la administración de la que formaron parte, heredó a la presente un déficit de ¢1 Billón (La República, 4 de mayo). ¿Se irá a la China este país con parte y sin novedad?
¿Se vale algún pretexto para estar en esta discusión de entrada no más? Seguramente. El juego político es un azar de compleja dimensión para aquellos que (1) no figuramos en la planilla del Estado (2) por encima de ¢2 millones mensuales por lo que, (3) no importamos y a los que, (4) solo nos resta rabiar. El reclamo llegará a la Sala Constitucional y esta, de esperar por inconstitucional, hará que el descaro no pase de un mero ejercicio ilegal, innecesario e inoportuno, que solo hostiga al pueblo.