Logo La República

Jueves, 26 de mayo de 2022



NACIONALES


Acabar con monopolio de Recope, definir sobre la explotación de gas y oro y cerrar o fusionar instituciones es posible

¿Qué temas podría incluir Rodrigo Chaves en un referendo y cuáles no?

De llegar a la presidencia, candidato de Progreso Social Democrático intentaría la convocatoria de una consulta popular multitemática

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Lunes 21 febrero, 2022

Rodrigo Chaves, candidato de Progreso Social Democrático ha señalado su interés en realizar un referendo multitemático en su administración, pero no ha aclarado sobre cuáles temas. Archivo/La República.
Rodrigo Chaves, candidato de Progreso Social Democrático ha señalado su interés en realizar un referendo multitemático en su administración, pero no ha aclarado sobre cuáles temas. Archivo/La República.


¿Está de acuerdo con romper el monopolio de Recope para que la empresa privada pueda vender gasolina?, ¿debe Costa Rica explorar y explotar el oro y el gas natural? y ¿está usted a favor de fusionar varias instituciones del sector vivienda?, son algunas de las preguntas y temas válidos que se podrían incluir en un referendo nacional.

Lea más: Rodrigo Chaves: “La marea del tsunami del progreso va a limpiar este país”

La posibilidad de que los costarricenses vayan a las urnas para participar en una consulta popular de este tipo, está sobre la mesa de discusión en este momento, ya que Rodrigo Chaves, candidato de Progreso Social Democrático, ha señalado que de llegar a la Presidencia a partir de mayo, impulsaría un referéndum.

El político y José María Figueres del PLN disputarán la presidencia de la República este domingo 3 de abril en segunda ronda.

De momento, Chaves y Pilar Cisneros, diputada electa de Progreso Social, han sido esquivos sobre los temas que incluirían en la consulta popular.

Lea más: Rodrigo Chaves: “Costa Rica es un país rico, pero mal administrado que sigue los pasos de Venezuela”

Sin embargo, sí han reconocido su interés de convocar la consulta, a la vez, que estarían promoviendo un cambio legal para hacer más accesible la convocatoria, al reducir del 5% al 1% la cantidad de firmas necesarias para impulsar el proceso.

Otro camino, es que Chaves como Presidente haga la solicitud y cuente el respaldo de 29 legisladores para que avance la consulta popular.

Semanas atrás, Cisneros se reunió con Otto Guevara, exdiputado y líder de Unión Liberal, quien escribió en su cuenta de Twitter que sí es posible un referendo para definir sobre la minería, el cierre de instituciones y la venta de monopolios. La opinión de Guevara surgió varias horas después del encuentro con Cisneros.

En ese sentido, el candidato de Progreso Social ha manifestado su interés en revisar las pensiones de lujo a través de esta vía.

“Queremos a consideración del pueblo si está de acuerdo con que magistrados puedan decidir su salario y pensión, si se gana y luego se somete a revisión la legalidad de pensiones, ya no podrían decidir sobre ese tema y serían beneficiados o perjudicados, ese va a ser el primer paso: quitarle la potestad a la Corte para decidir sobre pensiones y salarios”, explicó Cisneros la semana pasada en conferencia de prensa.

Sin embargo, someter el tema de las pensiones a una consulta popular podría considerarse ilegal.

La Constitución Política establece claramente que es prohibido legislar por referéndum materia presupuestaria, tributaria, fiscal, monetaria, crediticia, de pensiones, seguridad, aprobación de empréstitos y contratos o actos de naturaleza administrativa.

“Pretender gobernar por referéndum es ilusorio, inviable y jurídicamente imposible. Solo se explica por a) un deseo de gobernar de forma anti-democrática, b) peligrosa ignorancia, c) el objetivo expreso de engañar a la gente, d) una mezcla de a) con b) o a) con c”, dijo Carlos Ricardo Benavides, expresidente del Congreso y diputado del PLN.


Temas prohibidos y consultas permitidas


La Constitución Política es muy clara en los temas en que no es factible convocar a un referendo.
La temática fuera de la prohibición sí podría ser sujeto de una consulta popular.

Temas Prohibidos Consultas que sí se podrían hacer
Materia presupuestaria Apertura de los monopolios de Recope, FANAL e ICE
Consultas de temas tributarios Exploración y explotación de gas natural
Debates fiscales Minería de oro
Políticas monetarias y crediticias Pesca de arrastre
Asuntos de pensiones Nueva ley de empleo público
Temas de seguridad Cierre de Conarroz, CNP y otros entes públicos
Aprobación de préstamos Fusión de instituciones como podrían ser el Invu, Banhvi y Ministerio de Vivienda en una sola entidad pública
Contratos o actos de naturaleza administrativa  
Materia de derechos humanos  


Reglas del referéndum


A través de la Constitución Política se fijan las reglas en torno a los referéndum.
Estos son los principales temas a tomar en consideración:

¿Cómo se convoca?
Con la firma del 5% del padrón electoral o el voto positivo de 38 diputados.
La última posibilidad es que el presidente solicite al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) hacer la consulta. En este caso, tendrá que conseguir el apoyo de 29 legisladores en el Congreso para que arranque el proceso.

¿Se puede hacer en cualquier momento?
No, se prohíben las consultas seis meses antes y seis meses después de las elecciones presidenciales para no interferir con ese proceso.

¿Cuántos referendos se pueden hacer?
Como máximo uno al año; sin embargo, en una sola consulta popular se pueden hacer varias preguntas; es decir, el referendo puede ser multitemático.

¿Cuál es el procedimiento para convocar el referendo?
Una vez que se hace la convocatoria por cualquiera de las opciones existentes, el TSE hace un análisis jurídico para determinar si existe incompatibilidad de la consulta con los temas vedados.
Asimismo, el órgano electoral puede solicitar a la Sala IV un criterio jurídico sobre la constitucionalidad del proceso.

¿Qué es lo que aprueban los ciudadanos?
El referendo es una votación sí o no sobre un proyecto de ley en específico, el cual, regula todos los pormenores de la materia consultada.

Después del referendo, ¿ tiene que aprobarse el proyecto de ley en la Asamblea Legislativa ?
No. En este caso, los ciudadanos votan y aprueban o rechazan uno o varios proyectos de ley consultados, por lo que en la práctica los costarricenses se convierten en diputados

¿Cuál sería el costo de la consulta popular?
Se estima en unos ¢3 mil millones.

¿Se puede hacer un referendo el mismo día las elecciones municipales para ahorrar dinero?
Sí.



Diferencia de criterios


La posibilidad de un referendo multitemático divide a varios actores.

Carlos Ricardo Benavides

Expresidente
Asamblea Legislativa


Pretender gobernar por referéndum es ilusorio, inviable y jurídicamente imposible. Solo se explica por a) un deseo de gobernar de forma anti-democrática, b) peligrosa ignorancia, c) el objetivo expreso de engañar a la gente d) una mezcla de a) con b) o a) con c.

Otto Guevara

Exdiputado
Costa Rica


¿Referéndum para decidir sobre ciertos temas? Sí se puede utilizar para someter a votación popular la apertura de los monopolios de Recope, FANAL y el ICE.
Sí se puede utilizar para la explotación del gas natural y del oro, así como para decidir cómo usar esos recursos.
Sí se puede utilizar para la nueva ley de empleo público fortaleciendo y ampliando las competencias del Servicio Civil.
Sí se puede utilizar para el cierre de Conarroz y otros entes públicos. También para titular la zona restringida de la zona marítima terrestre.
Sí se puede utilizar para para eliminar la cotización obligatoria de trabajadores independientes a la CCSS. Sí se puede utilizar para eliminar un grupo grande de regulaciones que asfixian a quien emprende.
Además, también puede hacerse un referéndum multitemático.

Luis Ortiz

Profesor
Escuela Libre de Derecho


Convocar a un referendo no es sencillo por las condiciones que se deben cumplir.
Esto, porque se requiere del 5% de las firmas del padrón electoral para iniciar el proceso. Otra vía sería conseguir el respaldo de 38 diputados, o bien, que el presidente convoque y después se logre el apoyo de 29 diputados para impulsar la consulta.
Posteriormente, se somete al Tribunal Supremo de Elecciones para que valore la legalidad de la consulta.
El referendo se hace sobre un proyecto de ley que ya existe, por lo que es ese texto el que se somete a validación o rechazo por parte de los ciudadanos con un sí o no.

Fabián Volio

Profesor universitario
Universidad La Salle


La Constitución Política señala que para un referendo está vedada la materia presupuestaria, tributaria, fiscal, monetaria, crediticia, de pensiones, seguridad, aprobación de empréstitos y contratos o actos de naturaleza administrativa.
Entonces, si hablamos de una consulta para derogar, vender o dar en concesión una institución pública, no existe barrera alguna.
Con un referendo, el pueblo vota a favor o en contra de un determinado tema con “Sí” o “No” y el proyecto de ley pasa de manera directa a La Gaceta para su aprobación.
El resultado del referendo es obligatorio.


NOTAS RELACIONADAS







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.