Enviar
Seis empresas desarrollan maqueta para la plataforma que empleará el motor de plasma
Pymes incursionan en proyecto espacial
Compañías aportarán $73 mil de los $250 mil que costará el diseño

Seis pequeñas y medianas empresas nacionales trabajan en el diseño de la maqueta inicial para la plataforma en que viajará el motor de plasma de la empresa Ad Astra Rocket Company.
El costo del proyecto es de $250 mil. De estos recursos las propias empresas aportarán $73 mil, en tanto que el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas financiará el resto.
El objetivo de Ad Astra es que las pequeñas firmas aprendan de los requerimientos de manufactura que demanda la industria aeroespacial.
Estas compañías nacionales diseñan un modelo del sostén del motor a escala real, es decir con el mismo tamaño de la plataforma que iría al espacio.
Asimismo, serán las encargadas de realizar en los próximos 12 meses el prototipo de la pieza aeroespacial que permitiría conectar el motor que está desarrollando Ad Astra con la estación en el espacio.
Una vez construida se llevará a Houston, donde se encuentra el laboratorio de la NASA. Allí será sometida a experimentos en conjunto con el motor de plasma, para determinar si realmente es apta para lanzarla al espacio.
“Las pymes van a aprender lo que es desarrollar una tecnología espacial y eso implica todo un procedimiento durante el desarrollo del proyecto en que estén involucradas”, dijo Ronald Chang, encargado de la planta de Ad Astra.
La estructura aeroespacial medirá unos 17 metros de largo y estará confeccionada en materiales como aluminio y plástico. El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas dará seguimiento técnico y financiero al proyecto.
Las pymes nacionales establecieron un enlace entre ellas con el fin de construir de forma conjunta la maqueta. Esta unión está integrada por Fema, Preinsa S.A., Fortech, AKA Precisión, Olympic Fibers y Mechania Engineering.
El desafío de las pymes es posicionarse a nivel mundial para en un futuro ofrecer servicios en las industrias automotriz y aeronáutica.
La idea de que las pequeñas y medianas empresas incursionen en la carrera espacial le surgió a Flanklin Chang en 2008. Fue durante la presentación del programa Costa Rica Provee, de la Promotora de Comercio Exterior.



Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios