Pyme construye paneles decorativos a base de madera reciclada
“Para este año tenemos grandes cosas en Cromaki, buscaremos afianzarnos más en el mercado, así como crecer fuera de las fronteras”, dijo Ximena Gálvez, propietaria de Cromaki. Esteban Monge/La República
Enviar

201601312217470.rec2.jpg
De una simple pieza de madera, en algunos casos reciclada, puede salir un elemento decorativo único que embellecerá un área dentro de una casa, oficina o espacio.
De ahí es que la empresa Cromaki tomó la idea de confeccionar láminas, paneles o listelos para decoración.
La compañía inició hace cinco años con el fin de cambiar una pared simple en un punto focal o escenario diferente.
Con el tiempo, evolucionó a transformarse en versátiles piezas de diseño que van desde paredes, cuadros de gran y pequeña escala, respaldares de cama, puertas, cielos y mobiliario.
Estos paneles y listelos decorativos se utilizan para espacios en hoteles, oficinas, hogares, entre otros.
“Los paneles no solo se pueden utilizar en paredes, son tan versátiles que se pueden colocar en respaldares para camas, diseños para techos y hasta para división de cada zona del hogar u oficina”, dijo Ximena Gálvez, propietaria de Cromaki.
En un primer momento, la idea fue realizar piezas solo con arquitectura tropical, diseños de árboles, plantas o de la naturaleza.
Luego, a petición de los clientes, Cromaki empezó a construir diseños urbanos y contemporáneos con figuras geométricas.
Entre las empresas que han apostado por tener estas piezas en sus espacios está la sede central del Banco Nacional y la sucursal de Cartago de Coopenae, además de Lexus y Pediaclinic en Avenida Escazú.
Igualmente, la Zona Franca El Coyol y la Plaza Comercial Naos, en Heredia, han adquirido los productos para decorar espacios comunes.
Otros clientes que escogieron a Cromaki, fueron los hoteles Sheraton, en Escazú, y el Mangroove, en Playa Panamá, Guanacaste.
Los productos se pueden encontrar en la sala de exhibición en Los Yoses, donde los interesados deben sacar una cita.
“Nosotros trabajamos bajo criterios de sostenibilidad, la mayoría de nuestros diseños se inspiran en las texturas de nuestro país, pero personalizamos los acabados conforme el cliente pida”, agregó Gálvez.
Una característica de las piezas de Cromaki es que se hacen manualmente, por lo que son únicas.
El sistema de ensamblaje de los paneles está creado de tal forma que el usuario lo pueda instalar por sí mismo, y con ello bajar el costo final del producto.
Los paneles tienen diferentes precios y depende de cada proyecto, por lo que Gálvez aconseja que para los potenciales clientes es preferible acercarse a la tienda o contactarse por medio de la página web.
La estrategia para este año es iniciar con el proceso de exportación, además de trabajar proyectos en diferentes países del área.

 



Ver comentarios