Pyme ofrece tours de café en Zona Azul de Guanacaste
“Nuestro objetivo es que la gente conozca el proceso desde la recolección, hasta la taza... qué hay detrás de todo”, dijo Karina Fournier, propietaria de Ticoffia. Gerson Vargas/La República
Enviar

La Zona Azul de Costa Rica, ubicada en la Península de Nicoya, tiene entre los secretos de su longeva población la receta de un buen café.

Ticoffia busca que los costarricenses conozcan un poco de su grano y su proceso, a través de la venta de productos, una cafetería y un tour a los cafetales de los productores.

Las Zonas Azules, que son cinco en el mundo, se caracterizan por tener una cantidad inusual de pobladores con más de 100 años.

En el caso de nuestro país, fueron declarados como zonas especiales de longevidad los cantones de Nicoya, Hojancha y Nandayure, así como los distritos Cóbano, Lepanto, Paquera y las islas del Golfo de Nicoya.

“Nuestro propósito es trasladarlos a esta maravillosa zona donde las personas toman café por más años. Que nuestros clientes conozcan de dónde viene el producto que se toman, reconocer el esfuerzo y trabajo que existe detrás de cada taza, el proceso, su productor y su pueblo”, dijo Karina Fournier, directora de Ticoffia.

El grano que vende la empresa proviene de Cerro Azul, en Nandayure, una zona cafetalera de Guanacaste sin la exposición de otras fincas como las que hay en Los Santos y Naranjo.

“Estamos hablando de productores que al igual que los de otras zonas se esfuerzan para aumentar su productividad y ser más reconocidos. Es café en su estado natural y tiene el plus de provenir de una zona de alta longevidad”, añadió Fournier.

Los tonos frutales son característicos del café que se produce en esta zona; es balanceado y suave, menos fuerte que el del Valle Central por sus condiciones de cultivo.

Este tipo de producto es cotizado en países de alto consumo como Japón, según la empresaria.

Ticoffia compra el grano a pequeños productores de una cooperativa en Cerro Azul, por lo que también contribuye al desarrollo de la economía local.

Con relación al tour, se espera que sea una ventana de promoción a la zona.

“Nuestro objetivo es que la gente conozca el proceso desde la recolección hasta la taza, qué hay detrás de todo; no simplemente tomar café por tomarlo, sino hacerlo conscientemente”, explicó Fournier.

Dicho tour se iniciará el 24 de junio y se haría los jueves y sábados contra demanda, a un costo de $110 para extranjeros y $85 para nacionales. Incluye un recorrido por la finca productora, los tostadores y un almuerzo.

Tras tres años en el mercado cafetalero, la iniciativa del tour era el próximo paso para Ticoffia, que sirve en su local café de especialidad que pasa por un proceso de tueste de los más altos estándares.

En la Península de Nicoya hay 43 centenarios e incluso se pretende proteger la calidad de vida de estos pobladores a través de un proyecto de ley.

Solo Okinawa (Japón), Icaria (Grecia), Cerdeña (Italia) y Loma Linda (California), gozan del apelativo de zonas azules tal como la Península de Nicoya, aunque su café quizá no sea una fuente de la juventud. 

Café pampero

Las condiciones de cultivo del café en Cerro Azul le da características diferentes al producto de Ticoffia

Nombre Ticoffia

Fundación 2015

Sede Nandayure

Propietaria Karina Fournier

Servicios Cafetería, café y tours


Ver comentarios