Putin ofrece a EE.UU. transcripción de conversaciones con Lavrov
Putin calificó la polémica de esquizofrenia política en Estados Unidos y de generar un sentimiento antiruso. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente ruso, Vladimir Putin, ofreció una transcripción de las conversaciones de la Casa Blanca entre el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia y Donald Trump al Congreso para demostrar que el presidente de Estados Unidos no divulgó secretos.

"Estamos preparados para proporcionar un registro de las conversaciones de Lavrov con Trump a los congresistas de Estados Unidos para demostrar que no se revelaron secretos, si la administración estadounidense quiere, por supuesto", dijo Putin a los medios en Sochi durante las conversaciones con el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

Putin calificó la polémica de esquizofrenia política en Estados Unidos y dijo que tenía el objetivo de incitar un sentimiento antirruso.
"Aquellos que usan consignas antirrusas para desestabilizar la situación política de Estados Unidos o no entienden que están perjudicando su propio país, lo que significa sencillamente que son tontos, o lo entienden todo y son personas peligrosas y sin escrúpulos", dijo el Presidente ruso.

En una serie de tuits el martes, Trump defendió el derecho a compartir información sobre los riesgos del Estado Islámico a la seguridad aérea con diplomáticos rusos en la reunión, diciendo que tenía derecho absoluto de hacerlo.

El asesor de Seguridad Nacional, HR McMaster, dijo que las revelaciones del Presidente sobre las cuales informó inicialmente el Washington Post, fueron totalmente apropiadas. El Post informó que a algunos responsables estadounidenses les preocupaba que Trump hubiese revelado información altamente clasificada de un aliado que podría ser suficiente para permitir a los rusos identificar la fuente. El New York Times publicó que la información provenía de Israel.

Altos representantes de ambos partidos estadounidenses han dicho que el tema plantea serias dudas sobre la Administración, que ya está bajo escrutinio por el despido de Trump del director del FBI, James Comey, un día antes de la reunión con Lavrov. El FBI está investigando la posible complicidad de asociados de Trump en la interferencia rusa con las elecciones estadounidenses.

Ver comentarios