Puntarenas clama por Plan Regulador en zonas turísticas
Enviar

Un nuevo acueducto estará en funcionamiento muy pronto en Cóbano de Puntarenas, con el objetivo de resolver el problema de disponibilidad de agua en los alrededores de las playas de Mal País, Santa Teresa y Hermosa.

Este nuevo proyecto genera una incertidumbre entre los lugareños, quienes consideran que el nuevo acueducto dará paso a que inversionistas y desarrolladores exploten la zona de forma irracional, debido a la poca regulación de los municipios.

“Se necesita un plan regulador de la Municipalidad, que especifique en qué zonas se pueden construir residenciales, dónde se puede hoteles, y en qué otras no se puede construir; marcando límites que hasta el momento no hay”, comentó Carolina Chavarría, directora de Nicoya Península Waterkeeper, organización que vela por el desarrollo sostenible en zonas costeras.

Por medio de la página Change.org, la comunidad de Cóbano, liderada por Chavarría, creó una petición que invita a las personas a unirse y adoptar reglas que especifiquen que el desarrollo debe estar en línea con los estándares y expectativas de la comunidad y de los visitantes.

Asimismo, buscan que se cumpla con el Pacto Nacional para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, firmado por Costa Rica en setiembre de 2016.

Entre los aspectos que caracterizan a esta zona costera están su estilo de vida pacífico, poca aglomeración de personas, abundante vida silvestre y playas limpias, que podrían ser los primeros afectados en caso de un crecimiento desacelerado, aseguró Chavarría.

“Los desarrollos de gran volumen no solo ponen en riesgo la naturaleza con deforestación y disminución de vida silvestre; también provocan un aumento de la contaminación, del consumo de agua, del tráfico vehicular, de la demanda de una infraestructura que está casi colapsada aquí”, comentó.

Los vecinos aseguran no estar en contra del desarrollo, siempre y cuando se haga de forma regulada, sin afectar los tesoros naturales de la zona, como ha sucedido con anterioridad en el país.

“No estamos en contra del desarrollo, simplemente queremos que el pueblo evolucione de forma sostenible. El desarrollo del área debe ocurrir a través de procesos de planeamiento territorial basados en el diálogo, negociación y acuerdo entre los sectores público y privado”, puntualizó la encargada.

La petición está dirigida al Concejo Municipal de Cóbano, el Ministerio de Ambiente y Energía, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados, entre otros.

Su objetivo es proteger los recursos naturales de la zona, y que exista un Plan Regulador que respalde estos objetivos, con el fin de que inversionistas nacionales o extranjeros no exploten de más la zona, afectando la vida silvestre, marítima y la misma comunidad. 

La petición

La petición hecha en Change.org ha recaudado 2.390 firmas de las 2.500 que tiene como objetivo.

Sus metas son:

  1. Respeto al medio ambiente

  2. Creación de un Plan Regulador Urbano

  3. Creación de un Plan de Ordenamiento Territorial

  4. Adhesión de inversionistas a estas regulaciones

  5. Prohibir edificaciones de más de siete metros de altura

  6. Exigir zonas verdes y normas de saneamiento en construcciones urbanas

  7. Que municipalidades y autoridades regulen futuras construcciones

  8. Que se manejen los residuos sólidos y las aguas residuales de forma sostenible

 


Ver comentarios