Huella ambiental de Carlos es más profunda que la de Fabricio
Enviar

La huella ambiental de Carlos Alvarado, candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), es mucho más profunda que la de su rival Fabricio Alvarado de Restauración Nacional.


Y es que al revisar el programa de gobierno de ambos, queda claro que para el rojiamarillo el uso sostenible y la protección del medioambiente será un eje central de su posible gobierno y es el tercer tema con más propuestas en su plan de trabajo, de acuerdo con un análisis hecho por el Estado de la Nación.


Mientras que, para su adversario de Restauración Nacional, el medioambiente es uno de los últimos tópicos al que presta atención, e incluso, no menciona ni una sola vez la palabra cambio climático en su programa ni establece una sola línea de acción concreta para mitigar su impacto en el país.


Sin embargo, esto no quiere decir que Fabricio no tenga ideas en esta importante área, ya que planea prohibir la importación de autos de gasolina a partir de 2033 —y así impulsar la venta de autos eléctricos—, desarrollar biocombustibles y reducir el uso de plástico por parte del Estado, entre otras ideas.


“Creemos en la ecología, no en la ‘ecolatría’. Los recursos naturales deben explotarse racionalmente, pero de tal manera
que su utilización no degrade su base natural y permita su utilización sustentable. La protección del medioambiente es una cuestión colectiva y global, y no un asunto relativo a la plataforma natural de nuestra civilización: no puede haber un ambiente sano sin desarrollo humano, y viceversa”, expresó Fabricio.


En estos momentos, Costa Rica es uno de los países de Centroamérica que más contaminación emiten, de acuerdo con el Estado de la Región.


Esto, porque el país reporta una emisión de 1,6 toneladas de CO2 por ciudadano, cifra que sobrepasa el promedio regional que es de 1,3.
En el caso de Carlos, se mantiene el compromiso por alcanzar la carbono neutralidad en 2021, además de cumplir las metas del Acuerdo de París y lograr que el país tenga unos 35 mil autos eléctricos al término de su mandato.


“La Costa Rica del siglo XXI debe ser una nación que saca el mayor provecho de sus condiciones ecológicas para optimizar un modelo de desarrollo sostenible, capaz de distribuir los beneficios y garantizar en su plenitud el derecho humano a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado”, aseveró Carlos Alvarado.



Ver comentarios