Logo La República

Sábado, 27 de noviembre de 2021



ÚLTIMA HORA


Pruebas FARO generan indignación entre candidatos por preguntas inadecuadas para escolares y acceso a información privada

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Sábado 13 noviembre, 2021 04:22 pm

Archivo/La República
Archivo/La República


La inclusión de preguntas inadecuadas para escolares en las pruebas FARO, además de la posible invasión a la privacidad de las familias costarricenses, generó hoy indignación entre diputados y candidatos presidenciales.

Lea más: Estudiantes de primaria y secundaria aplicarán esta semana pruebas FARO

“Indignante lo ocurrido con las pruebas FARO. El MEP incurrió en prácticas lesivas contra la niñez: un cuestionario abusivo y preguntas personales donde las respuestas no eran anónimas. Continúan estudiantes y docentes siendo víctimas de la mala administración gubernamental”, dijo Lineth Saborío, candidata de la Unidad.

El Ministerio de Educación Pública exigió responder un extenso cuestionario, de más de 600 casillas, con cuestionamientos ajenos al quehacer académico. Por ejemplo, en el primer capítulo, llamado Tronco Común, se les hizo preguntas de índole confidencial sobre su entorno familiar y socioeconómico, como el tipo de material del techo o los pisos de su casa, qué servicios tienen el hogar, si cuentan con espacios exteriores, y qué tipo de bienes poseen. En los otros tres capítulos (Matemáticas, Español y Ciencias) pidieron calificar a sus maestros y responder a preguntas como cuántas horas dedican al estudio de cada materia.

Lea más: MEP analiza posible reprogramación de pruebas FARO

“Es muy preocupante que el Gobierno pida a nuestros niños información privada sensible, valoraciones subjetivas sobre el desempeño de sus maestros, y opiniones que parecen un adoctrinamiento ideológico en un cuestionario que se se obligó a responder a todos los alumnos de quinto grado del país,” dijo Rodrigo Chaves, candidato presidencial por el partido Progreso Social Democrático.

Las preocupaciones específicas de la ciudadanía incluyen lo que podría ser un adoctrinamiento ideológico, por ejemplo, la obligación de los niños de comentar un discurso del presidente Carlos Alvarado o de hacer un cálculo matemático con base en el proyecto del tren eléctrico metropolitano, impulsado fuertemente por este gobierno.

“EL MEP retuvo a muchos niños por 4 horas en una clase, sometiéndolos a una prueba que no solo nos salió carísima (₡2.500 millones) a todos los costarricenses, sino que además arrojará resultados discutibles después de tres años de ofrecer un remedo de educación pública”, dijo Jonathan Prendas, diputado de Nueva República.


NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.