Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Proyectos abandonados preocupan a europeos

Redacción La República [email protected] | Sábado 07 agosto, 2010



Proyectos abandonados preocupan a europeos

La remodelación postergada del palacio Stadtschloss de Berlín y un proyecto vacilante de $8 mil millones referido a un puente en Sicilia están alertando a los inversores de que la industria de la construcción en Europa sufrirá los recortes estatales en el gasto.
El Índice de la Construcción y Materiales Stoxx 600 de Europa, entre cuyos rezagados figuran Ferrovial SA de España y Lafarge SA de Francia, perdió 8,1% este año. El índice Stoxx 600 más amplio está 1,3% más arriba. La amenaza de recortes presupuestarios llevó al fabricante de cemento Lafarge el 30 de julio a reducir su mejor hipótesis posible para el crecimiento del mercado del 5% al 3% este año.
“Prevemos que las acciones de la construcción continuarán bajo una fuerte presión y lentas en el segundo semestre”, dijo Franck Nicolas, director de asignación de activos globales en Natixis Asset Management de París, que administra 309 mil millones de euros ($400 mil millones) de inversiones. “La austeridad presupuestaria no acelerará el fin de la crisis”.
En momentos en que los países recortan el trabajo en infraestructura para reducir los déficits presupuestarios, los constructores europeos este año afrontan un sector en contracción, y sólo 0,6% de crecimiento en 2011, según la consultora Euroconstruct.
Italia proyecta 25 mil millones de euros de ahorros en los próximos dos años. Alemania señaló recortes y medidas para aumentar los ingresos por un valor de 81.600 millones de euros hasta 2014 y Francia dijo que bajará el gasto en 45 mil millones de euros para fines de 2013.
Los accionistas del sector ya pueden ver el efecto goteo del ajuste fiscal. El mes pasado, Italia anunció que podría demorar la construcción de un puente por 6.300 millones de euros que uniría Sicilia al continente, y el 22 de julio España anunció un congelamiento o postergación de casi 20% de los 1.116 contratos para nuevos proyectos de más de 1 millón de euros encargados por el ministerio de desarrollo.
En Francia y España existe la amenaza adicional de que los Gobiernos eliminen incentivos fiscales, dijo Nicolas de Natixis. Francia podría reducir o eliminar la exención impositiva sobre las hipotecas.
“La construcción es uno de los sectores más expuestos cuando surgen preocupaciones en cuanto al crecimiento económico”, dijo Guillaume Duchesne, analista financiero experto en inversiones en BGL BNP Paribas de Luxemburgo, que administra unos $117 mil. “Somos muy cautos respecto del panorama económico”, especialmente en el caso de las empresas expuestas al sector inmobiliario en España y a las economías europeas del sur, mientras que empresas concesionarias podrían ser más resistentes.
Un índice que mide la confianza en las empresas constructoras en los 16 países que usan el euro se desplomó a un indicador de menos 29 en julio, evitando por apenas cinco puntos una baja récord alcanzada en abril de 2009.
“Las autoridades públicas prestarán mucha atención al gasto en Europa, lo cual puede tener un impacto en la inversión en infraestructura en algunos países”, dijo el máximo responsable de Lafarge, Bruno Lafont, en una llamada en conferencia el 30 de julio. “Estamos siendo más cautos, y por eso ajustamos levemente nuestros pronósticos de mercado”.
CRH Plc, el segundo fabricante y distribuidor de materiales para la construcción del mundo, señaló el 7 de julio que las preocupaciones relacionadas con los déficits fiscales en los países de la eurozona se han intensificado desde comienzos de mayo. Esto aumenta la incertidumbre en cuanto al ritmo del avance económico en Europa, dijo el 7 de julio.
“Hay, no obstante, algunos factores positivos, como el desarrollo de la construcción sustentable requerida por las nuevas regulaciones”, dijo el administrador de fondos Nicolas de Natixis. “Ya fueron lanzados muchos proyectos”.

Londres