Proyecto de la UCR produciría electricidad con broza del café
“Este conocimiento estará disponible para todos los caficultores que requieran utilizarlo, es gratuito y nosotros le daríamos todo el estudio bajo licenciamiento de la UCR”, dijo Cindy Torres, investigadora principal del Proyecto. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606061940090.rec-2.gif
Generar energía eléctrica con la broza de café es un proyecto que se gesta en la Universidad de Costa Rica, pero que busca replicarse en el resto del mundo.
La broza, al descomponerse, es la causante de producir metano, que forma parte de los gases del efecto invernadero.
Para evitar que esto se siga haciendo en el país, proyectos de esta índole se concentran en tratar de transformarlo de la mejor manera y proponer opciones para su aprovechamiento.
La iniciativa busca generar un aporte que logre mitigar el cambio climático, ayudando al sector cafetalero a proporcionar otra alternativa de tratamiento de los residuos de su actividad.
“Este conocimiento estará disponible para todos los caficultores que requieran utilizarlo, es gratuito y nosotros le daríamos todo el estudio bajo licenciamiento de la UCR”, dijo Cindy Torres, investigadora principal del proyecto.
Con esto se pretende disminuir la huella de carbono y a su vez que sea fuente de energía eléctrica para los caficultores.
A la broza se le da un tratamiento previo para disminuir la humedad y el volumen, con el que se pueda almacenar en un tipo de reactor, y con esto se formarían “pellets”.
El proceso de gasificación se lleva a cabo mediante un reactor que permite la conversión de “pellets" de broza en un gas combustible, que a su vez pasa a un generador para producir electricidad.
El proyecto se encuentra en la última de cinco fases que se trabajaron.
En esta se pretende desarrollar un plan de negocios para la implementación de la tecnología de gasificación en la industria.
Las primeras etapas consistieron en la preparación del sitio, selección de la tecnología, implementación del sistema de monitoreo y la evaluación del proyecto a pequeña escala, utilizando chips de madera.
Posteriormente, se evaluó el sistema utilizando broza seca de café.
Todo el proyecto estaría listo para presentarse al público a finales de año, luego de una serie de pruebas en beneficios.
Esta corriente eléctrica puede ser utilizada en cualquier momento, por lo que se considera “energía firme” que podría disminuir el consumo eléctrico de los productores.
“Este conocimiento es algo pequeño producido en Costa Rica, pero que puede ser replicado en todo el mundo”, agregó Torres.
En el país, se producen cerca de 2 millones de fanegas de café, que resultaron en 200 mil toneladas de broza, aunque en algunas cosechas anteriores incluso ha superado en un 25% esta cifra.
En algunas pruebas realizadas, se ha logrado producir cerca de 15 kilovatios, equivalente a lo que producirían unos 50 paneles solares.
El proyecto es ejecutado por la Escuela de Ingeniería Química de la UCR, junto al Centro de Investigación en Electroquímica y Energía Química, NAMA Café, con financiamiento del BID y el Fondo Multilateral de Inversiones.



Ver comentarios