Productores agrícolas piden facilitar contratación de extranjeros
Este es un tipo de trabajador que se contrata únicamente en las épocas de cosecha; no se puede calificar como un empleado afianzado o permanente, como pretenden algunos funcionarios de gobierno”, analizó Juan Rafael Lizano, presidente de la CNAA. Esteban Monge/La República
Enviar

Los productores agrícolas piden al Gobierno eliminar trámites y facilitar la contratación de trabajadores extranjeros para atender las cosechas.

Por ello, desean que se declare un régimen especial en el cual tengan la potestad de poner al día los permisos de empleados que por diferentes motivos no lo puedan hacer por su cuenta.

La creación de convenios interinstitucionales que agilicen la expedición o ampliación de licencias para trabajos temporales, también está en el mapa de tácticas.

“Es de suma importancia que el Estado nos colabore a solucionar la problemática de la mano de obra extranjera, pues sin ellos nos exponemos a una parálisis en la producción e inclusive perder productos”, reflexionó Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara de Agricultura y Agroindustria.

Se ha identificado el perfil de al menos tres tipos de trabajadores: migrantes, que buscan mejores opciones laborales; los transfronterizos que se mantienen en Costa Rica y también los residentes, pero que no cuentan con los permisos para trabajar formalmente.

Para dar abasto con la producción nacional —sobre todo de los principales productos de exportación como café, banano, piña y otros como zafra, naranja o melón—, se requieren entre 37 mil y 40 mil trabajadores solo en la etapa de la siembra.

En los procesos de recolección son necesarios hasta 70 mil, según la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agrícola (SEPSA).

Sumados a una hipotética carencia de mano de obra que frene el crecimiento agrícola del país, se vislumbran otros retos en el panorama del sector; por ejemplo mejoras en infraestructura, buscar precios más competitivos para servicios básicos y mayor acompañamiento estatal a los pequeños empresarios.

Lo más preocupante es que algunos alimentos ya muestran caídas en las cifras de exportaciones acumuladas al primer semestre de 2017; ahora este sector representa un 28% del total vendido, mientras que en años previos superó el 30%.

“Esta caída no debe verse de manera aislada, puede frenar también el crecimiento económico en la zona rural, ya que la agricultura es el principal generador de empleo”, advirtió Laura Bonilla, presidenta de Cadexco.

Actualmente, un 50% de la mano de obra destinada a los cultivos es foráneo y proviene de Nicaragua y Panamá.

Los actuales requisitos migratorios no se ajustan a las necesidades del mercado agrícola, acuícola y agroindustrial; y si a esto se le suma que los costarricenses evitan realizar estas labores, la producción agrícola nacional podría verse afectada.

El Gobierno aún no ha emitido criterio sobre la propuesta de los agricultores para ampliar la nómina de trabajadores extranjeros con menos trámites.


 



Ver comentarios