Enviar
Recursos también se obtendrán de impuesto al banano
Presupuesto contra delincuencia se financiará con deuda

• Hacienda remitió presupuesto de gastos por ¢14 mil millones


Wilmer Murillo
[email protected]

Con endeudamiento y un impuesto de $0,03 por caja de banano, se financiarán los recursos necesarios para reforzar la seguridad ciudadana, con más jueces, policías y equipos de vigilancia.
Mediante un presupuesto extraordinario de ¢14 mil millones los recursos alcanzarán para nombrar jueces, fiscales, defensores públicos, nuevas plazas de policías, peritos, equipos y vehículos.
Los fondos serán repartidos entre el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el Ministerio de Justicia y el Poder Judicial.
Unos 66 jueces que trabajarán en tribunales de 24 horas, 50 defensores públicos y 153 fiscales, 559 plazas de investigadores y un nuevo centro penitenciario se podrán abrir con este presupuesto que requiere la aprobación de la Asamblea Legislativa.
Un impuesto de $0,03 por caja de banano, que se destinaba hasta ahora a rehabilitar fincas bananeras financiará poco más de ¢2 mil millones del presupuesto; otros ¢8.400 millones se tomarán del servicio de la deuda pública y la suma restante se costeará con una emisión de bonos de ¢4.500 millones.
Todos estos recursos que se obtienen de una mejora en las finanzas públicas son parte de las medidas de emergencia del Poder Ejecutivo destinadas a frenar la delincuencia que impera en el país.
En los primeros dos meses del año el Ministerio de Hacienda logró incrementar un 23% la recaudación fiscal y en febrero pasado consolidó un superávit de ¢12 mil millones.
Lo anterior permitió compensar el déficit observado en enero y presentar para el bimestre un déficit acumulado de tan solo ¢1.755 millones.
“Los resultados son satisfactorios porque muestran que hemos empezado a recuperar el ritmo de recaudación del año pasado”, dijo Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Las cifras muestran que en el primer bimestre de este año los ingresos corrientes sumaron ¢360 mil millones.
Por su parte, el superávit primario alcanzó los ¢66 mil millones y los intereses de la deuda sumaron ¢65 mil millones.
En ese sentido los gastos totales llegaron a ¢362 mil millones.
No obstante que se lograron las mejoras el Ministerio de Hacienda continuó gastando fuerte en las áreas prioritarias como infraestructura, seguridad ciudadana, educación y contribuyendo a la estabilidad macroeconómica del país, argumentó Zúñiga.
El gasto en estos rubros aumentó un 90% en febrero y había registrado un incremento de un 40% en enero pasado.
Los impuestos volvieron a retomar su ritmo de crecimiento, en especial el impu
esto en aduanas para un acumulado de aumento en febrero de 22,8%.
Los impuestos aduaneros subieron un 32,3% el primer bimestre, ventas internas un 18,1% y renta un 14,5%.

Por su parte los gastos totales aumentaron un 15,4% con respecto al mismo periodo del año pasado. Dentro del gasto destaca con un incremento del 18,2% el financiamiento a las universidades y pensiones con un 15,5%.
El año pasado las finanzas concluyeron con un superávit de ¢86 mil millones, equivalente al 0,65% del Producto Interno Bruto (PIB), el primero en más de cinco décadas.
El ministro Zúñiga informó finalmente que mantendrá el pie en el acelerador para aumentar la recaudación.
Una de las últimas medidas para fortalecer ese trabajo fue un acuerdo con la Municipalidad de Heredia, que se extenderá a los restantes 80 concejos, para formar un frente común que permita determinar la verdadera capacidad contributiva de los administrados.



Ver comentarios