Logo La República

Domingo, 26 de septiembre de 2021



NOTA DE TANO


Presione al futbolista tico y lo aniquila

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Miércoles 28 julio, 2021

John Herdman, DT de Canadá, sabía cómo borrar a los ticos

Hace una semana escribimos que la peor noticia para el fútbol costarricense, había sido la clasificación a la octogonal de las selecciones de Canadá, El Salvador y Panamá.

Días después, con solo observar el segundo tiempo que le hicieron los canadienses a los estadounidenses en la Copa de Oro, escribimos que Canadá es una selección a temer y qué cuesta imaginársela en la octogonal, en una posición inferior al repechaje.

Lea más: "Se demostró que Costa Rica no va a ser un equipo fácil en la eliminatoria": Francisco Calvo

Días después y luego de que la Selección Nacional se clasificó a los cuartos de final de la Copa con sus victorias ante Guadalupe y Surinam, proyectamos lo siguiente:

“Vamos a ser tajantes; si la Selección Nacional no mejora el fútbol demostrado en estos dos juegos y analizando el fútbol de los rivales en la octogonal, no se clasificará al Mundial de Catar”.

Luego la “Sele” derrotó a Jamaica y nos dio un alegrón de burro.

Entonces, que Canadá nos haya derrotado tan fácilmente no fue, al menos para nosotros, ninguna sorpresa. Hace rato, pero muchísimo rato demuestra ser un equipo muy superior al nuestro. Se apoderaron del partido desde el minuto uno y no soltaron el dominio y la presión asfixiante hasta el minuto 90.

No sabemos si el técnico de Canadá, John Herdman vivió algunos años en Centroamérica, pero fue notorio que se sabía de memoria el sistema con el que se aniquila al futbolista costarricense: presionándolo.

Al futbolista costarricense le agrada jugar cómodo, con espacio y sin estorbos. Así se lucen. Pero, si el rival se le va encima, lo aprieta, lo presiona, lo asfixia y le limita sus movimientos, lo desaparece. Canadá hizo eso de principio a fin del partido.

Lea más: Selección Nacional: un cuerpo sin cabeza

Viene entonces el tremendo desafío para Luis Fernando Suárez: tendrá que enseñarles en un mes a sus discípulos, los movimientos tácticos que urgen en el terreno de juego para deshacerse de esa presión del enemigo. Suponemos que sobran manuales y lecciones tácticas para aprenderlo.

Reiteramos que la Selección Nacional está en muy buenas manos; nos agradó la alineación titular que paró ante Canadá, no así las variantes. Estamos seguros que Suárez detectó ese tumor maligno en el cuerpo de su equipo, letal a la hora de que el rival hace metástasis con su presión.

No dudamos de que trabajará sobre ese detalle, lo vemos capaz de enseñarlo, pero dudamos de que sus pupilos lo asimilen en tan poco tiempo.

Estamos contra las cuerdas.

gpandolfo@larepublica.net

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.