Presidente electo no quiere cambio de gobierno pomposo y descarta Estadio Nacional
Enviar

Carlos Alvarado, presidente de electo de la República, aseveró hoy en declaraciones a la prensa, que el cambio de gobierno previsto para el 8 de mayo, no será para nada pomposo y que por el contrario, será “austero, pero muy democrático”.

El rojiamarillo descartó que se vaya a hacer en el Estadio Nacional, ya que ahí saldría muy oneroso, no obstante, no señaló aún el lugar de la ceremonia.

El próximo mandatario es consciente de que el país vive problemas económicos -merced al déficit fiscal que se estimó en un 6,2% del PIB el año pasado- y que lo ideal es privilegiar el recorte del gasto público.

Aunque no lo dijo, Alvarado desea mandar una señal a los legisladores actuales y entrantes, en torno al proyecto de responsabilidad fiscal que se está debatiendo y que pretende imponer nuevos tributos, revaluar los pluses salariales de los burócratas y contener el gasto público.



Ver comentarios